La UTA vuelve al paro esta noche

La UTA vuelve al paro esta noche
El vocero de la Unión Tranviaria Automotor, Mario Caligari, ratificó que desde las 21 los choferes iniciarán la medida de fuerza ante la falta de cumplimiento del aumento del 23 por ciento dispuesto a principios de mes por el Gobierno. La Secretaría del Transporte intimó a las cámaras de transporte a prestar el servicio y les advirtió que si no cumple con los acuerdos podría haber sanciones.
Luego de anunciado el inicio del paro, la secretaría encabezada por Alejandro Ramos emitió una nota en la que pide a la Cámara Empresaria de Transporte Interurbano de Jurisdicción Nacional de Pasajeros, la de Autotransporte de Pasajeros y la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor y "abstenerse de toda medida que configure un incumplimiento al marco regulatorio que vincula al sector empresario con el Estado nacional, en claro perjuicio de los usuarios de los servicios públicos involucrados y los trabajadores del sector".

De no prestarse el servicio, anticipa la misiva, serán "pasibles de la sanción de caducidad del permiso, demás acciones civiles y penales que por derecho correspondan".

Calegari aseguró esta mañana que "tenemos el día de hoy para tratar de discutir y estamos dispuestos pero ayer estuvimos hasta las 21 en el Ministerio de Trabajo y no hubo acuerdo", y señaló que el gremio contaba con que el sector empresarial iba a acatar el acta que con el Ministerio de Trabajo establecía un aumento del 23 por ciento, pero "seguimos en cero, porque el sector no acata el acta".

"El paro está confirmado para las 21 si no hay acuerdo. Hace seis meses que venimos discutiendo y no hay ofrecimiento de nada", remarcó.

El vocero de la UTA criticó que se les "ofreció cero" de mejora en la reunión mantenida ayer en la cartera laboral, aunque reconoció como "válido el argumento" de los dueños de los colectivos sobre que sus cuentas se complicaron por la quita de subsidios. Argumentó los pasajes en avión de Aerolíneas Argentinas permanecían "más baratos" para viajar a "algunos destinos" producto de subsidios.

"El argumento que esgrime el sector empresario puede ser hasta válido porque este sector une 1100 ciudades en todo el país en puntos a los que no llegan los aviones, que unen grandes capitales, ni los ferrocarriles. Entonces, si es un servicio de interés público para el Estado, para el Gobierno, alguna ayuda le tiene que dar", dijo.

Comentá la nota