Zona Norte: trabajadores de la industria maderera en estado de alerta, piden al gobierno atención sobre la crisis del sector

Zona Norte: trabajadores de la industria maderera en estado de alerta, piden al gobierno atención sobre la crisis del sector

El secretario general del Sindicato de Obreros de la Industria Maderera de Eldorado (SOIME), Aureliano Sánchez, expresó que “hay preocupación de los trabajadores por despidos, suspensiones y reducción de turnos laborales. Hay incertidumbre porque las empresas sostienen que la situación del mercado está muy difícil, pero no asumen su riesgo empresarial, la variable de ajuste siempre somos los trabajadores”, advirtió. Analizan salir con protestas y cortes de ruta en Montecarlo y Eldorado.

Desde el Sindicato de Obreros de la Industria Maderera de Eldorado (SOIME) advirtieron que se encuentran en estado de alerta y movilización permanente ante la difícil situación laboral que enfrentan trabajadores del sector foresto-industrial.

En la entrevista con Argentinaforestal.com, el gremialista Aureliano Sánchez se refirió al escenario de incertidumbre que enfrentan en los últimos meses en la actividad. “La situación es cada vez más difícil, hay reducción de jornadas, suspensiones acordadas con las empresas y algunos despidos aislados, la cosa no está bien y los trabajadores son conscientes que frente al riesgo empresario la variable de ajuste siempre es la mano de obra”, expresó el secretario general del SOIME.

En ese contexto, confirmó que analizan medidas de fuerzas y no descartan salir a cortar rutas en Eldorado y Montecarlo si desde el gobierno provincial no atienden las demandas del sector: “pedimos que el gobierno atienda la crisis maderera, escuche a los empresarios que tienen dificultades para exportar, que tomen medidas para resguardar la fuente laboral, o que intervenga en el caso que la situación no sea tal y solo algunos empresarios se estén aprovechando de la situación y presionen sobre la fuente laboral”, remarcó.

En Misiones habría casi 6000 trabajadores registrados en el Sindicato, pero Sánchez asegura que habría otros 5000 que trabajan de manera informal o “en negro”, principalmente en la cuenta de la Ruta 14. “De alguna manera toda esta gente depende la actividad forestal. Pero esta situación de informalidad también hay que solucionar, ya que es competencia desleal para las empresas madereras, y es una situación que desde el gremio estamos denunciando desde hace tiempo en la zona de San Pedro, Cruce Caballero, San Vicente, Dos de Mayo, entre otras. A pesar de la voluntad y las inspecciones que realizan desde el Ministerio de Trabajo, la realidad es que no vemos resultados”, dijo.

Por otra parte, agregó que “las empresas plantean que las exportaciones están paralizadas y piden apoyo para recuperar mercado. Si desde el gobierno no atienden la crisis del sector, los perjudicados seremos los trabajadores”, manifestó Sánchez.

La decisión de declararse en estado de alerta y movilización responde a la incertidumbre que enfrentan los trabajadores. “Vemos que por la crisis las empresas están avanzando en contra de los trabajadores, y como gremio tenemos que tomar medidas en defensa de la fuente laboral”, concluyó.

Crisis de mercado

 La semana pasada, el nuevo ministro del Agro y Producción, José Luis Garay,  se reunió en Eldorado con directivos de la Asociación Maderera de Aserraderos y Afines del Alto Paraná (Amayadap), quienes realizaron diversos relacionados a la crisis del sector. En primera instancia, los madereros aseguraron que  “el mercado interno cayó un 25%” cuyo contexto los pone en alerta para tomar medidas. La actividad viene en retroceso, hemos perdido una cuarta parte del mercado interno”, subrayaron.

 Por otra parte, marcaron la necesidad de contar con incentivos para repuntar el mercado exportador. “Con el escenario local en caída, necesitamos exportar, pero para ellos necesitamos contar con incentivos  por parte del Estado”, pidieron los empresarios.

Comentá la nota