La AEFIP eligió autoridades y se aguarda una fuerte renovación en la conducción nacional

Pablo Flores se posiciona como principal candidato para reemplazar a Imbrogno en el máximo cargo de la Mesa Directiva Nacional.

El sindicato de trabajadores de la AFIP eligió este jueves a las nuevas autoridades en todas las seccionales del país. Pero las miradas estuvieron en la Seccional Capital y Área Metropolitana.

Es que ahí, la seccional con mayor cantidad de afiliados, se jugaba gran parte del futuro del gremio con vistas a la renovación de la conducción nacional, que se definirá en septiembre próximo.

Se enfrentaron dos listas: la Azul y Blanco, liderada a nivel nacional por Pablo Flores -actual secretario general de AEFIP Capital- y la Azul y Verde, impulsada por Guillermo Imbrogno, titular de la Mesa Directiva Nacional.

Tanto Flores como Imbrogno ocuparon el primer lugar de los candidatos al Consejo Superior Directivo, y ubicaron a sus alfiles para ocupar los principales cargos en la Seccional.

Con voto directo y secreto, los afiliados se acercaron en gran número a las urnas y decretaron ganadora a la lista de Flores, por una diferencia de 260 sufragios, consagrando como nuevo secretario general de la AEFIP Capital, a Mariano Dahlman, y secretaria adjunta a Patricia González.

La nueva comisión directiva asumirá en noviembre. Pero el futuro institucional del gremio, a nivel nacional, se definirá en septiembre donde se vislumbra una fuerte renovación de las autoridades.

El triunfo de La Azul y Blanco en Capital decretó prácticamente la salida de Imbrogno de la conducción de la AEFIP y convirtió a Pablo Flores como el máximo candidato a ocupar el máximo cargo, una situación que será definida por los congresales electos.

Con Flores se espera un marcado cambio generacional y una transformación en el modo de conducción, con foco en la defensa del salario ante las presiones de la autoridades de la AFIP y en resguardo de los puntos del Convenio Colectivo que también sufrieron los embates del gobierno nacional.

Comentá la nota