Antisindical: Reflotan causa judicial de los ’90 para eliminar gremio portuario

Antisindical: Reflotan causa judicial de los ’90 para eliminar gremio portuario

“Se intenta cancelar la personería del sindicato sentando un antecedente gravísimo”, sostuvo Juan Corvalán, titular del SUPA.

La conducción del SUPA -Sindicato Unidos Portuarios Argentinos, Puerto Capital y Dock Sud- se refirió a la “arbitraria” resolución judicial que solicitó la cancelación de la personería gremial de la organización, por una causa de quiebra iniciada en la década de los 90.

El SUPA representa a los estibadores portuarios y en la actualidad cuenta con más de 1200 afiliados. Desde 2005 es liderado por Juan Corvalán, que en diálogo con Mundo Gremial, explicó la actualidad del sindicato.

“Al día de hoy, el SUPA no sufrió la cancelación de la personería gremial y, por el contrario, se encuentra avocado a revertir la sentencia y a concluir con la quiebra que data del año 1998”, afirmó el secretario general.

Corvalán hizo referencia a la resolución de la Sala A de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial que dispuso “en forma totalmente ilegal y arbitraria” la eliminación del gremio por una causa previa a la asunción de la actual conducción.

 

Desde el sindicato aseguraron que la inesperada medida “está absolutamente alejada de la realidad”, ya que pasaron más de 20 años desde la sentencia de quiebra desconociendo en forma absoluta las resoluciones de la Sala X de la Cámara Laboral y la propia del año 2002 de la misma Sala A de la Cámara Comercial.

“Una vez más, se intenta cancelar la personería del gremio, sin seguir el procedimiento legalmente establecido para ello, sentando un antecedente gravísimo. La resolución no está firme ya que ha sido apelada mediante recurso extraordinario ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación”, informó el titular del SUPA.

Asimismo, y para poner fin al expediente de la quiebra, se solicitó la cancelación de la medida por avenimiento, encontrándose dicho pedido pendiente de resolución.

Desde la organización apuntan a “intereses puntuales de diversos actores de la actividad, lejanos a la vida gremial del SUPA”, que buscaron artilugios judiciales reflotando una causa de los 90 para “intentar correr de la cancha a nuestra organización y así arrebatar derechos conquistados, yendo en contra de los intereses de los estibadores y sus familias”.

LA QUIEBRA DEL SUPA

Consultados por Mundo Gremial, los asesores legales del SUPA ofrecieron detalles sobre la causa judicial y señalaron que la quiebra del sindicato fue decretada en 1998, cuando ninguno de los actuales miembros de comisión directiva estaban al frente de la organización.

“A partir de la sentencia de quiebra, en 1999 el por entonces ministerio de Trabajo nacional emitió una resolución cancelando la personería gremial del sindicato, la que fue recurrida ante la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, Sala X, la que revocó dicha cancelación atento a que no había sido solicitada conforme lo prevé el Art. 56 inc. 3 de la Ley Nacional de Asociaciones Sindicales 23.551”, explicaron.

Ante la situación descrita, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial Sala A -la misma sala que falló ahora-, en 2002 en el mismo expediente de la quiebra, dictó una resolución autorizando al sindicato a seguir funcionando, atento a que no tiene un fin de lucro sino la defensa de los derechos colectivos e individuales de los estibadores y lo autorizó a seguir administrando sus fondos sindicales.

Desde ese momento –agregaron los abogados- el sindicato continuó funcionando hasta la actualidad, con elecciones de autoridades, convenios colectivos de trabajo firmados, todas las asambleas de memoria y balance aprobadas y sin un solo cuestionamiento por parte de los afiliados al manejo de los fondos sindicales como organización gremial.

Comentá la nota