Apps de delivery: El gobierno de Kicillof fija postura y habla de “una relación laboral tradicional”

Apps de delivery: El gobierno de Kicillof fija postura y habla de “una relación laboral tradicional”

La ministra de Trabajo habló de la labor de los “deliverys” de plataformas y destacó la actividad de las inspecciones laborales del gobierno provincial.

 

La ministra de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, Mara Ruiz Malec, aseguró que en el trabajo de plataformas digitales “existe una relación laboral tradicional”.

“Estos trabajadores, la verdad que cumplen una jornada, su trabajo está realizado de acuerdo a lo que la empresa dicta, la libertad que aparentemente tendrían para poder loguearse en el horario que ellos prefieren se ve completamente coartada porque la necesidad de trabajar una cierta cantidad de horas para alcanzar un ingreso muy alto, va muy alto, un ingreso que les permita vivir, termina siendo una libertad para autoexplotarse y no para tener momentos de ocio libre, estamos viendo eso, una carga horaria muy alta que se encuadra en lo que sería una relación laboral tradicional”, señaló.

Así fijó la posición que el gobierno de Axel Kicillof tiene sobre la actividad de las “apps” de delivery, con notorio crecimiento en época de pandemia y aislamiento social, a cargo de las transnacionales Rappi, Glovo, PedidosYa, Uber Eats, entre otras.

Ruiz Malec también destacó el rol de las inspecciones laborales en el ámbito provincial en el ámbito de las plataformas y puso énfasis en la “relación de dependencia” de los repartidores.

“Hay un debate con aquellos que efectivamente quieren trabajar algunas horas sí otro día no, y empresas que presumiblemente puedan estar de acuerdo con esa modalidad y conceder la organización del trabajo al trabajador, yo creo que las normativas que se están impulsando van en ese sentido, sí entiendo que en caso de que hacen reparto no hay una situación mayoritaria, lo que nosotros estamos viendo en las inspecciones es un grueso de trabajadores cuya jornada está completamente delimitada por las aplicaciones, tanto los que trabajan muchas horas como los que no hacen tantas pero que tienen limitaciones para loguearse, un montón de cosas que hacen a una relación laboral”.

 

Sobre la flexibilidad horaria, la ministra relativizó: “Necesitamos también pensar por un lado, cómo hacemos para, si se puede hacer con la ley actual y a través de los convenios colectivos, regular la mayor flexibilidad horaria para aquellos que así lo desean y en una relación que sea de mutuo beneficio y no una falsa libertad, donde en realidad te dicen que sos “tu propio jefe”, pero en realidad, si haces algo distinto de lo que la aplicación quiere te bloquean o no te dan pedidos”.

La funcionaria dijo que no escapa a ese debate y “después, si ese esquema es el que se está proponiendo desde nosotros por ahora, lo que vemos es que son empresas muy grandes y que la manera en que organizan el trabajo y se relacionan con sus trabajadores, está, bastante cerca de lo que uno encuadra como una relación de trabajo, por lo tanto corresponde decirles que tienen que afrontar todas las obligaciones que tienen como empleadores”.

Sobre el particular mencionó el ejemplo de Inglaterra, donde el tema es materia de discusión y Uber va por la tercera apelación, porque los juzgados le están diciendo, “usted tiene una relación de trabajo, con lo cual, es un debate que estamos teniendo en todos lados y de distintas posiciones y está bien que así sea, es bueno el debate, es sano, mientras se dé con respeto”

Para concluir fijó la competencia del Congreso Nacional para legislar sobre la materia y allí se decidirá si se promulga una nueva legislación o si por el contrario se decide aplicar y ajustar la normativa vigente.

Comentá la nota