Crisis y tensión en la industria de la carne

Crisis y tensión en la industria de la carne

La actividad atraviesa momentos de crisis por el contexto económico del país. Rige la conciliación obligatoria por el conflicto en el sector.

En el marco de la conciliación obligatoria que dictó el Ministerio de la Producción y Trabajo conducido por Dante Sica, se realizaron varias presentaciones de procedimientos preventivos de crisis por parte de varios frigoríficos y se realizó una denuncia en tribunales platenses por parte del Sindicato de la Industria de la Carne.

Desde la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Carne y Afines de la República Argentina (FESITCARA) vienen denunciando practicas antisindicales entre la otra federación y algunas empresas del sector.

Un caso emblemático es lo que viene sucediendo en la ciudad de La Plata, que vincula en estas practicas a la Federación Gremial y el Frigorífico de Gorina, tan importante de la región.

En ese marco, Mundo Gremial habló con el secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria de la Carne de La Plata, José Bebedere, quien realizó en sede judicial un planteo de nulidad para denunciar el “acuerdo espurio que tiene como finalidad reducir los salarios de los compañeros. No lo vamos a permitir”.

Con un escrito acompañado por la firma de más de 300 trabajadores del frigorífico, el dirigente dijo que confía en que sea bien recibido el pedido. “Confiamos en los jueces y en la Justicia. Y estamos dispuestos a llevar nuestro reclamo hasta la OIT si la Justicia Nacional no reconoce los derechos inalienables de nuestros trabajadores”.

Un dato importante, y que se estará definiendo en estos días, es la presentación que hicieron algunas empresas del sector, como Avellaneda Carnes S.A., Frigorífico Penta S.A., Matadero y Frigorífico Federal S.A. entre otras, que vienen pidiendo la Apertura de Procedimiento Preventivo de Crisis.

La actividad está en un momento complejo, donde impacta en parte las ventajas de exportación por el tipo de cambio, pero no deja de afectar la baja del consumo generalizado que se vive en toda la sociedad argentina.

Comentá la nota