Despedidos de Cresta Roja acamparon en reclamo de sus puestos de trabajo

Despedidos de Cresta Roja acamparon en reclamo de sus puestos de trabajo

Son más de 2.000 los trabajadores que perdieron sus empleos durante la gestión de Cambiemos. La medida de fuerza se llevó a cabo en la municipalidad de Esteban Echeverría.

Cientos de trabajadores despedidos de Cresta Roja durante el Gobierno de Mauricio Macri volvieron a manifestarse ayer en reclamo de “una solución urgente” para las más de 2.000 fuentes de trabajo perdidas en julio del 2015.

“Después de tantas reuniones y promesas incumplidas de parte del Gobierno Nacional, Provincial y Municipal, los trabajadores de Cresta Roja nos vemos obligados a marchar y acampar al Municipio de Estaban Echeverría”, detallaron los trabajadores a través de un comunicado.

El acampe se instaló frente a la municipalidad con la intención de permanecer hasta que se logre encontrar una solución definitiva.

“Termina otro año y las familias estamos todavía en la calle sin respuesta alguna, nos cansamos de tantas mentiras y reuniones sin efecto alguno, el intendente Fernando Gray nos prometió solución y hoy en día no nos atiende, incumple sus promesas en campaña”, detallaron.

Cabe recordar que a principios de noviembre los trabajadores le reclamaron real apoyo al presidente Alberto Fernández.

En aquel entonces, y tal como lo señaló Mundo Gremial, el vocero de los trabajadores despedidos, Carlos Stasiuk, había remarcado que “nuestra lucha tiene un solo objetivo y es poder trabajar y garantizar la comida a nuestras familias, por eso que volvemos a pedirle al presidente Alberto Fernández que nos apoye para salir definitivamente de esta crisis”.

El conflicto ya lleva cinco años y aún las no hay respuestas concretas para los cientos de familias afectadas. En más de una oportunidad los trabajadores insistieron en la creación de una cooperativa que los incluya a todos y que puedan desempeñarse a través de trabajo digno.

“Ya han pasado más de cinco años y nosotros seguimos en la calle con nuestras familias”, se lamentaron los trabajadores.

Comentá la nota