Exclusivo: El durísimo descargo de LATAM contra los sindicatos

Exclusivo: El durísimo descargo de LATAM contra los sindicatos

Mundo Gremial accedió al pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis solicitado por la empresa aérea. Fuertes críticas a los gremios del sector.

El anuncio de LATAM Argentina sobre el cese de sus operaciones en el país hizo tambalear al sector aeronáutico. La decisión fue acompañada con el pedido de un Procedimiento Preventivo de Crisis ante el ministerio de Trabajo para consensuar la desvinculación de los miles de empleados a través del diálogo con las organizaciones sindicales.

El escrito argumenta los motivos por los que la empresa llegó a la actual situación, haciendo principalmente hincapié en una “férrea oposición gremial” y la falta de competitividad de la empresa en el país.

Según un especialista en relaciones de trabajo y sindicales, la presentación es “un manifiesto eminentemente político”. “Si la vocación real fuera la continuidad de la actividad, desde el punto de vista jurídico hubieran planteado otros puntos, como los DNU, y hubieran planteado en el marco del PCC alternativas de continuidad”.

LATAM Argentina (LAN Argentina SA) opera en Argentina desde 1995 y en la actualidad ocupa a 1778 empleados, con un promedio de 76 vuelos diarios a 24 destinos directos. La empresa transporta a 3.1 millones de pasajeros por año, aportando un 0,6% del PBI de argentino, con el sostén de 107.000 empleos directos e indirectos.

Son todos estos números esgrimidos por LAN en la extensa presentación que acompaña el pedido de PCC ante Trabajo, y a la que Mundo Gremial tuvo acceso de manera exclusiva.

En 60 páginas, la firma área no escatimó dardos contra las conducciones sindicales, a quienes culpabilizó en gran parte el cese de operaciones en el país y los inconvenientes para tornar competitiva a la empresa en territorio nacional.

Pedido Preventivo de Crisss de LATAM Argentina by Mundo Gremial on Scribd

 

El 2020 se vislumbraba negro para LAN Argentina: previo a la pandemia, se proyectaba un déficit operativo de 51,4 millones de dólares, lo que significaba el cuarto año consecutivo de pérdidas en los negocios doméstico, regional e internacional.

“El déficit se vio agravado por la imposibilidad de acordar con los gremios de forma privada o en el ámbito del ministerio de Trabajo un programa de suspensiones concertadas en el marco del art. 223 bis LCT, como por la intimación recibida de ese ministerio de abonar el 100% de las remuneraciones”, se quejó la empresa en la presentación.

E inmediatamente sostuvo: “probablemente el mayor escollo que enfrentó LATAM Argentina es la falta de competitividad a pesar de sus esfuerzos por tener éxito en las negociaciones con sus trabajadores para tomar medidas que hubieran ofrecido paliativos a este contexto”.

El punto de la competitividad fue un punto central en el pedido de PPC, y en el que también apunta contra la representación sindical: “Contamos con la productividad más baja de la región, pero los sueldos más elevados”.

“La productividad del personal en aeropuertos es un 42% menor que el promedio del holding. En relación a sus salarios, el costo del personal de aeropuertos asciende a un 106% por encima de los salarios promedio del holding”, describió en uno los tramos que utilizó la empresa para argumentar la crisis actual.

Los salarios tuvieron su capítulo aparte. “El nivel salarial de LAN ARGENTINA supera ampliamente al de sus competidores”, resaltó el apodera de la empresa Jerónimo Cortés en la presentación.

Y se explayó: “La presión gremial por incrementos salariales muy por encima de la inflación y por encima del mercado, repetido durante los últimos años, terminó poniendo en jaque la sustentabilidad del negocio en el país, que frente a una situación apremiante como la vivida durante el último año, torna inevitable el cese de operaciones de LAN Argentina”.

“La modalidad de negociación exigiendo incrementos superiores a la inflación, y la constante conflictividad en una actividad plagada de medidas de fuerzas que ocasionaron pérdidas significativas a LAN Argentina, una actitud de total desidia por la calidad, la previsibilidad, y en definitiva por el cuidado del cliente, impactaron fuertemente en la estructura de costos laborales pero también perjudicaron el normal desenvolvimiento de la operación de LAN Argentina”.

Todo acompañado por exhaustivos cuadros comparativos sobre salarios, posición por posición, según el convenio firmado por los sindicatos involucrados APA, UPSA, APTA, USTARA, APLA, UPAL, ATCPEA y AAA.

A esta situación, le sumó el impacto de la pandemia Covid-19 en la actividad que llevó a una crisis a nivel global con la propuesta de LAN Argentina orientada a disminuir el costo salarial que obtuvo como respuesta “una férrea oposición gremial” y sin lograr acuerdo en seis audiencias ante el ministerio de Trabajo.

No obstante, y en otro golpe dirigido a los gremios poniendo en duda su “representación real”, señalaron que se puso a disposición de los trabajadores dos opciones voluntarias orientadas a la eficiencia y a la reducción inmediata de costos: licencias sin goce de sueldo y retiros voluntarios.

“En Argentina, de 75 postulantes al plan de retiro voluntario, sólo se otorgaron 23 en función de las posibilidades de caja de LAN Argentina. Al mismo tiempo, mientras ante ese Ministerio las entidades sindicales citadas para representar a los trabajadores de LAN ARGENTINA rechazaban las propuestas, aproximadamente 1.100 trabajadores – el 54% de la dotación de LAN ARGENTINA – solicitaron voluntariamente acogerse a la misma propuesta presentada por LAN ARGENTINA a los gremios, firmando en la órbita individual las suspensiones concertadas en los términos del Art. 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo”.

Para analizar el contenido del pedido de PPC, Mundo Gremial consultó a un experimentado abogado laborista, quien destacó el cumplimiento de los requisitos solicitados aunque detectó “inconsistencias respecto a la información”.

Además, señaló que se trató más de “un manifiesto eminentemente político” de LAN Argentina: “si la vocación real fuera la continuidad de la actividad, desde el punto de vista jurídico hubieran planteado otros puntos, como los DNU, y hubieran planteado en el marco del PCC alternativas de continuidad que si bien da a entender, que dice han sido descartadas. Este era el marco en que se debió discutir un convenio colectivo de crisis para salir adelante de la situación.

Y finalizó: “La decisión es política porque si LAN hubiera querido continuar con la actividad se presenta a concurso de acreedores y eso le impone un PPC, pero decidió cerrar. Es una decisión política”.

Pedido Preventivo de Crisss... by Mundo Gremial on Scribd

Comentá la nota