La CGT exige la libertad de Lula y convoca a marchar a la Embajada de Brasil

Schmid destacó que el expresidente de Brasil “es el político más popular y la persecución en su contra lo único que pretende es que no pueda volver a ocupar la presidencia” del país.

El triunviro cegetista Juan Carlos Schmid llamó este lunes en las puertas de la calle Azopardo a sumarse a las marchas que se harán en todo el mundo a las representaciones diplomáticas de Brasil.

Desde hoy por la tarde el frente de la CGT luce distinto. A las 16 horas se juntaron representantes y militantes de todos los gremios para exigir la libertad de ex Presidente del Brasil Ignacio Lula Da Silva, el primer sindicalista que llegó a la Presidencia de Brasil y que hace solo unas semana fue encarcelado injustamente por mandato del Poder Judicial del Brasil.

“Al igual que Perón, su pecado fue luchar por los derechos de los trabajadores”, Juan Carlos Schmid

Ante este atropello a los derechos de los brasileños de tener un juicio justo y en Libertad las palabras del Secretario Juan Carlos Schmid resonaron no solo exigiendo por los derechos de Lula sino además llamando la atención a la población y en especial a los trabajadores.

“Al igual que Perón, su pecado fue luchar por los derechos de los trabajadores”, dijo Schmid al empezar su locución y mensaje a los trabajadores, y agregó: “Han violado el derecho de tener un juicio Justo, han violado el derecho a la libertad. Lula es el político más popular y la persecución en su contra lo único que pretende es que no pueda volver a ocupar la presidencia del Brasil”.

La CGT, adherida a la CSI, la central que reúne a todos los sindicatos del mundo, llama a que el próximo 23 de abril marchemos a las representaciones diplomáticas del Brasil en el mundo, todos los compañeros juntos unidos en un solo reclamo, Justicia para Lula.

 

Además, Schmid expresó su solidaridad con el colectivero asesinado esta madrugada diciendo: “Nuestra solidaridad y nuestro compromiso con los compañeros y trabajadores del transporte debido al asesinato de un hombre del transporte como consecuencia de la inseguridad que lamentablemente siempre afecta a los más pobres, porque los que tienen poder y los que tienen dinero, o viven en barrios vigilados o donde la policía se hace más presente. Claro, cuando se hacen presente en los barrios es solo para reprimir y no para proteger sus derechos y sus vidas.

“Queremos una política de seguridad, no pedimos bala, queremos poder ir a trabajar en paz, con seguridad, sabiendo que vamos a poder volver a nuestras casas. Necesitamos el apoyo de todos los compañeros en esta campaña porque no vamos a descansar un minuto hasta que Lula esté en libertad”, cerró.

Del acto participaron trabajadores de Aeronavegantes, Ladrilleros, Cerveceros, Guincheros, Marineros, Ceramistas, Portuarios, Municipales, la Juventud Sindical y militantes de organizaciones sociales.

Comentá la nota