Moyano estrecha vínculos con el kirchnerismo para volver a conducir la CGT

Moyano estrecha vínculos con el kirchnerismo para volver a conducir la CGT

Como anticipó Mundo Gremial, la fórmula compuesta por el camionero Pablo Moyano y el bancario Sergio Palazzo pretende alzarse con la conducción de la CGT el próximo 22 de agosto en el Confederal que realizará el movimiento obrero para elegir su nueva conducción, tras la experiencia fallida del Triunvirato.

De este modo, tanto Moyano como Palazzo, cerraron filas para quitarle votos al candidato de los Gordos e Independientes, que podría ser Héctor Daer, como así también, al ferroviario, Sergio Sasia, que se presentaría por el tercer gran espacio cegetista.

Las enemistades de los Moyano con el kirchnerismo quedaron en el pasado. En declaraciones públicas, Hugo, líder indiscutido del clan familiar, dijo en reiteradas ocasiones que “se sentaría a tomar un café con Cristina Kirchner”. Si bien, se desconoce si existió el encuentro, los puntos de acuerdo entre ambos ya salieron a la luz. Principalmente, por el simbiosis con el dirigente bancario.

Palazzo, quien lidera la Corriente Federal de los Trabajadores (CFT), permaneció en estos dos años bajo el paraguas de la CGT desde la reunificación, no quiso ocupar puestos en la conducción cuando fue elegido el triunvirato Schmid-Daer-Acuña y fue muy crítico con la “actitud dialoguista” de la central. Es el más kirchnerista de los dirigentes de peso de la central de la calle Azopardo.

Esta semana Hugo Moyano volvió a mostrar los dientes contra el gobierno de Mauricio Macri y dijo que de no homologarse el 27% de aumento salarial que reclama Camioneros: “Voy a hacer lo que tenga que hacer para mantener el poder adquisitivo del salario de los camioneros, le guste a quien le guste. Si quieren inventarme alguna otra cosa para meterme en cana, que lo hagan, pero no voy a traicionar mis principios para con los trabajadores”.

Incluso se atrevió a criticar al gobernador peronista de Salta, Juan Manuel Urtubey, de gran cercanía con la Casa Rosada. “Que se dedique a su hija y deje de molestar en política, no tiene autoridad moral para hablar. Es un muchacho que debería estar cumpliendo otra función en vez de la que pretende, que es ser presidente. Si me ponen entre Macri y Urtubey, pido una .45″, afirmó Hugo Moyano.

El líder Camionero fue el conductor de la CGT durante los 12 años del kirhnerismo. Ahora busca que su hijo sea el referente y para ello recurre a una vieja alianza.

Comentá la nota