Paritaria metalúrgica: la UOM se planta en un 35% y no hay acuerdo

Paritaria metalúrgica: la UOM se planta en un 35% y no hay acuerdo

Las cámaras empresarias ofrecen un aumento en torno al 30 por ciento; la discusión pasó a un cuarto intermedio hasta el 7 de abril.

Sin torcer el brazo, la UOM se mantuvo firme en pedir un 35% de aumento salarial en la segunda reunión paritaria del año que tuvo lugar este martes. Las seis cámaras, en tanto, contraofertaron un 30%; acaso con posibilidades de estirarse uno o dos puntos. En conclusión: se pasó a un cuarto intermedio hasta el 7 de abril.

En esta segunda oportunidad no participó Antonio Caló sino los delegados paritarios sindicales Abel Furlán y Naldo Brunelli que mantuvieron el esquema de aumento de 15% en abril y otras dos tandas de 10 por ciento cada una en julio y octubre con cláusula de revisión en noviembre. Recordar que la UOM viene de cerrar un acuerdo paritario 2020 por el 39,6% en diciembre y con vigencia hasta el 31 de marzo. El sueldo básico de un trabajador industrial es de 44.000 pesos.

Tanto en este 2021 como ocurrió en 2020 la parte empresaria convergió en un posicionamiento unánime: “Es que pandemia de por medio estamos todos con los mismos problemas y atemorizados también por lo que se sufrió en 2020”, deslizan desde el lado empleador. Años anteriores era habitual que algún sector le fuera mejor que a otro y aceptara la propuesta de la UOM y esto generara cortocircuito dentro del sector patronal. Pero ahora la situación es diferente y parte de esa crisis la demuestra la utilización de la capacidad instalada que, según el Indec, en enero se ubicó en un 57,2%, nivel superior al del mismo mes de 2020, en el que se registró un 56,1%. También el bajo porcentaje del Índice que refleja cuánto se invierte en activos versus el PBI que publicó recientemente Mundo Gremial.

Más complejo aún se suma el problema laboral en sí. Una encuesta que realizó CAMIMA, es decir la cámara que aglutina a las Pymes, arrojó que “entre un 20 y un 30 por ciento” del personal se encuentra en la casa cobrando el salario con la quita del 30% por personal de riesgo o suspendido que se arregló en el acuerdo de diciembre. Con un agravante: el salario representa más del 50% del costo de una Pyme metalúrgica, mientras que una empresa grande no llega al 10%. Y un dato más: en esa encuesta los empresarios dijeron que no está en sus planes tomar personal.

Además de CAMIMA, participó en la reunión paritaria los delegados de ADIMRA, que aglutina a las grandes siderúrgicas: ambas cámaras firman paritarias por todas las categorías. Completan el bloque empresario AFAC, por autopartistas; AFARTE por trabajadores de electrónica de Tierra del Fuego; Fedehogar por todo lo que es “línea blanca” y CAIAMA por el sector del aluminio.

Comentá la nota