Paritarias y vacunación: cuando la afinidad con el gobierno no garantiza buenos resultados

Paritarias y vacunación: cuando la afinidad con el gobierno no garantiza buenos resultados

En Casa Rosada se ilusionan que esta semana, con los nuevos arribos de vacunas contra el coronavirus, Salud logre reunir unas 20 millones de dosis. Pero ese crecimiento no iría a atender los viejos pedidos de los gremios esenciales dado que la logística de la distribución seguiría en manos de las provincias.

Por: Emiliano Russo.

Se trataría, en este marco, de una nueva frustración de las centrales obreras de buen diálogo con el Ejecutivo que ya vieron como la evolución de la inflación ha hecho fracasar la pauta salarial acordada, que ha oscilado entre el 32 y el 35 por ciento, y, en los hechos, quedó sepultada por las más altas expectativas inflacionarias.

Tanto la CGT, las CTA y el Frente sindical orientado en el moyanismo gozan de buena sintonía con el Ejecutivo. Algunos incluso han participado de la lista de unidad del PJ apoyando la asunción de Alberto Fernández al frente del histórico partido.

Pero esa afinidad, reflejada en el fuerte apoyo a los acuerdos de precios y salarios impulsados por el oficialismo en febrero pasado, por ahora no ha redundado en grandes beneficios. Aún se negocia una inyección extra de la Superintendencia de Servicios de Salud para costear el rubro Discapacidad de las obras sociales.

En muchas actividades los acuerdos salariales han quedado atrás de las proyecciones de inflación de este año, que superarían el 42%. En lo formal, los sindicatos apuestan a intentar recomponer ingresos en las reuniones de revisión pautadas desde octubre próximo.

Tampoco hubo, salvo excepciones, respuestas a los pedidos para vacunar a trabajadores esenciales. Desde fines del año pasado, según un relevamiento de la consultora Synopsis, los gremios reclaman inmunizaciones para 1,3 millones de trabajadores.

Sindicatos como aduaneros, Comercio, choferes de colectivos, transportistas de carga, empleados de supermercados, auxiliares del transporte en sus diferentes modalidades y personal de la Justicia Electoral, ferroviarios, marítimos, empleados de cementerios, cocherías y crematorios, son solo algunos de los que piden ser vacunados contra el Covid.

La realidad es que Camioneros consiguió que se inmunicen unas decenas de recolectores de residuos en municipios bonaerenses como el Partido de la Costa y unos 4 mil choferes que hacen recorridos internacionales.

En el resto de las actividades, hubo vacunados “que consiguieron turno en su distrito por edad o por tener comorbilidades”, según una fuente consultada.

Un jefe sindical consultado, en tanto, dijo que “cada gremio está presionando en forma individual. Luego de la última reunión con la ministra (de Salud Carla) Vizzotti, se dijo que los gremios más expuestos podrían ser vacunados. Pero aún no hay nada”. Fue una de las propuestas del Consejo Federal Salud (Cofesa) de la semana pasada que, no obstante, dejó en las jurisdicciones la definición del eventual calendario de inmunización.

Comentá la nota