Pignanelli: “En los 90 hubo reforma laboral y terminamos en la eclosión del 2001”

Pignanelli: “En los 90 hubo reforma laboral y terminamos en la eclosión del 2001”

El líder del SMATA volvió a manifestarse en contra de la reforma laboral y en defensa de la ley de contrato de trabajo y pidió por un sindicalismo “fuerte”.

El secretario general del SMATA, Ricardo Pignanelli, se refirió a los posibles cambios en la ley de contrato de trabajo y aseguró que “no necesitamos reforma laboral en absoluto, teniendo los convenios colectivos de trabajo, y haciéndolos funcionar”.

“Una reforma laboral nunca dio resultados. En la década del 90 hicimos una reforma porque decían que iban a venir inversiones, y las inversiones no vinieron y terminamos con la eclosión del 2001″, sostuvo.

En ese sentido, recalcó que “la reforma laboral no se necesita, la ley de contrato de trabajo nuestra no es mala, lo que pasa que en su implementación”.

“Los problemas que tenemos son la implementación de la ley de contrato de trabajo, no es necesario tocarla, y si la tocamos nos vamos a equivocar. Los convenios tienen todas las alternativas para poder generar puestos de trabajo”, afirmó durante una entrevista al programa Crónica Anunciada de FM La Patriada.

En ese punto, Pignanelli explicó que las alternativas que se necesiten se pueden hacer a través de convenios-actas porque “son transitorias”. “Para que venga un capital podés hacer una excepción para generar nuevos puestos de trabajo, pero son transitorias porque sino convertís la competencia desleal, y nada que tenga un desequilibrio tiene un funcionamiento en el tiempo”, concluyó.

Por otro lado, el líder del SMATA aseguró que los trabajadores argentinos necesitan un movimiento obrero “fuerte” y dijo que el gobierno de Mauricio Macri “se equivoca” al intentar fracturar a la CGT y los gremios más representativos.

“Cualquier gobierno necesita un movimiento obrero fuerte, se equivoca el Gobierno al querer uno débil, porque el movimiento obrero fuerte hace que haya equilibrio entre capital y trabajo”, dijo el líder de los mecánicos.

Y agregó: “Cuando el movimiento obrero no tiene la suficiente fortaleza termina el capitalismo muy fuerte y ahí se inclina la balanza y empezamos a tener problemas los laburantes”.

Comentá la nota