Más de 30 científicos marplatenses se quedaron sin trabajo: “Parece que el Estado no nos necesita”

Más de 30 científicos marplatenses se quedaron sin trabajo: “Parece que el Estado no nos necesita”

Fueron favorablemente evaluados por el Conicet sin embargo quedaron afuera de las becas por falta de presupuesto. Desde el 2016 suman unos 60 en la ciudad y más de 400 en todo el país.

Hay gran preocupación en la comunidad científica luego que el pasado 27 de diciembre se conocieran los resultados de ingresos a la carrera de Investigador Científico otorgado por el Conicet para cubrir becas: 400 postulantes fueron evaluados satisfactoriamente sin embargo se les negó el ingreso. Cien de estos postulantes se quedaron sin beca de investigación en febrero, sin salario y sin fuente de trabajo.

“En Mar del Plata hay 33 becarios que son los denominados `doble recomendados´, que son los que pasan las instancias de evaluación pero el directorio por cuestión de presupuesto, recorta. Y si le sumamos los del año pasado, somos unos 60 compañeros que están en esta situación en la ciudad”, indicó a 0223, Catalina Barrios, una de las científicas afectadas por esta determinación.

Para este grupo de científicos autoconvocados por esta problemática en común, se le suma la alarmante situación de más de 400 postulantes a la carrera de Investigador, que no fueron evaluados por razones etarias y fueron catalogados como “pendientes”, a la espera de una resolución sin fecha certera, por parte del Conicet. Quedamos en penumbras y sin poder desenvolvernos en otro ámbito laboral”, explicó Barrios.

“Muchos de nosotros tenemos varios años cumpliendo las 40 horas que nos exige el Conicet de trabajos semanales y de un día para el otro nos dejan afuera de las becas. Porque reclamamos, vamos a tener una reunión en Buenos Aires el próximo 9 de marzo. Esperemos que haya una solución. El año pasado ante el mismo conflicto, algunos se incorporaron al ámbito universitario. Este ajuste en el número de becas doctorales y postdoctorales otorgadas, agrava el desmantelamiento del sector a mediano y largo plazo. Efectivamente parece que el Estado no necesita ni le importa a científicos que aporten algo al país. Parece un gasto”, concluyó Barrios.

Coment� la nota