Comerciantes del Puerto se movilizaron para pedir que se resuelva el conflicto

Fue ayer a la mañana. Pidieron que los buques vuelvan a zarpar para poder trabajar y así evitar que la crisis se siga agudizando. Hubo tensión por algunos cruces verbales. Fuerte presencia de Prefectura.
Un grupo de comerciantes de la zona del Puerto decidió manifestarse ayer frente a las puertas del Sindicato Marítimo de Pescadores (Simape) para reclamar que se le pusiera fin a la extensa huelga de marineros, iniciada el pasado 1 de abril.

La movilización fue protagonizada por unas 50 personas, que en medio de la fuerte vigilancia que viene ejerciendo la Prefectura en la zona portuaria, se acercaron hasta las puertas del gremio para tratar de dialogar con sus dirigentes y entregarles un texto mediante el cual les reclamaron la conclusión del paro. Al llegar a la sede del Simape, los manifestantes fueron recibidos, entre otros, por el secretario de Acción Social de la institución, Víctor Ventura, ante quienes entregaron el petitorio. Si bien los comerciantes pudieron concretar su planteo, lo cierto fue que durante la charla hubo algunos cruces verbales, que se originaron cuando algunas personas reclamaron de manera vehemente que el gremio permitiera la salida de los buques pesqueros. No obstante, la manifestación concluyó sin mayores inconvenientes.

?Estamos esperanzados en poder solucionar esto a la brevedad, estamos negociando, pero el resultado no depende sólo de nosotros?, dijo el dirigente.

En el transcurso de las últimas semanas, este no fue el único reclamo que, en igual sentido se realizó frente a las puertas del sindicato. Anteayer, por ejemplo, obreros de la industria del pescado ligados a la CTA también se concentraron frente al Simape para pedir la vuelta al trabajo, del mismo modo que tiempo atrás ya lo habían hecho algunos esposas de marineros.

El conflicto del puerto comenzó el primero de abril cuando el Simape retuvo la flota fresquera de altura en tierra con el propósito de realizar una asamblea de afiliados para consultarles cuáles eran sus aspiraciones de recomposición salarial. Para evitar un paro, el ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, convocó a una reunión al gremio y a las cámaras empresariales que no arrojó resultados. Así, bajo la figura de una "retención" de la flota, el Simape provocó una progresiva paralización en la actividad pesquera debido a que no se permitió la salida de los buques que llegaron a los muelles.

Coment� la nota