Complicada negociación para destrabar el corte de la ruta 50

Complicada negociación para destrabar el corte de la ruta 50
El gremio y directivos intercambiaban anoche proposiciones en un nuevo intento de arribar a una salida definitiva. Crece el malestar entre los oranenses por las limitaciones del tránsito. Había colas de camiones en el bloqueo.
La noche llegó al corte con mucha incertidumbre. La misma que había entre los dirigentes y asesores gremiales que esperaban en el Ministerio de Trabajo provincial las propuestas de Tabacal Agroindustria. Pudo saberse que pasadas las 22, los directivos de la firma enviaron algunas alternativas para resolver el conflicto que mantiene cortada la ruta nacional 50 desde hace diez días, luego del análisis que hicieron con el ministro Rubén Fortuny. A la vez, esperaban que el gremio reenviara su análisis sobre el plan empresarial.

Al cierre de esta edición fuentes confiables se mostraban optimistas respecto del resultado “que podría llegar a la madrugada”, señalaban.

El punto más difícil y por lo tanto el más debatido, fue la reincorporación de los 57 despedidos. Varios de los asesores legales que participaron de estas negociaciones se animaban anoche a aventurar que la empresa estaba dispuesta a plantear un retroceso sobre los despidos y una fórmula para abonar los días caídos.

El corte de la ruta 50 dejó aislada a Orán hasta el sábado pasado, cuando en un marco de disturbios se habilitó un camino por dentro del ingenio.

Pasadas las 19 de ayer, a la planchada del ingenio El Tabacal comenzaron a llegar manifestantes a la espera de una solución. El aire que se respiraba en el corte era tenso, pero sin movimientos. Muchos de los trabajadores estaban con sus familias, simplemente esperando.

Cerca de los arcos del ingenio se veía gente. Muchos de los rostros y vehículos no parecían de la zona, lo que ratifica las sospechas de que habría activistas de Quebracho y del movimiento jujeño Tupac Amaru.

El intendente de Yrigoyen, Carlos González, solo se limitó a decirle a El Tribuno que “estamos esperando y sin novedad”. Este jefe comunal es el que está actuando más activamente en el conflicto. A González se lo vio a toda hora en el corte, dialogando con los trabajadores.

Lento camino alternativo

En la mañana el clima fue muy calmo y prácticamente sin puestos de Gendarmería, que retomó posición en la tarde, cuando se reabrió el paso en la 50.

Confiados, muchos camiones que venían de Orán a Salta no ingresaron al camino alternativo y al cerrarse nuevamente la ruta terminaron formando largas colas. Al no poder hacer maniobras para volver a la ruta alternativa se caldearon significativamente los ánimos de los camioneros.

Muchas personas que unen Yrigoyen y Pichanal siguieron cruzando a pie el corte con bolsos y cargas.

El camino alternativo, que tiene unos 10 kilómetros y es de tierra, es muy angosto y se tarda más de media hora en recorrerlo.

“Me dieron con un bulón”

Ayer quedaban dos efectivos internados en Orán, heridos durante la refriega del sábado, y esperan ser trasladados a Salta.

Uno de ellos tiene un fuerte golpe en la rodilla. “Me dieron con un bulón lanzado con una honda”, señaló. El otro tiene dolores en todo el cuerpo. Cayó de un caballo, en el choque con los manifestantes. “Fueron momentos duros. Solo nos mandaron a resguardar el camino alternativo y fuimos atacados”, señaló.

Coment� la nota