Destacaron la trayectoria de José Erio Lumello

Destacaron la trayectoria de José Erio Lumello

El historiador David Metral evocó la memoria del sindicalista José Erio Lumello, fallecido a principios de este mes en Córdoba.

Lumello fue un activo participante del Cordobazo, en su calidad de dirigente del gremio de Aguas Gaseosas. Años antes había iniciado su carrera sindical en la sodería Bartolucci, de nuestra ciudad.

“Inmensa pena la que sentimos ante la partida de José Lumello, dirigente sindical de Sutiaga (Sindicato de Aguas Gaseosas) al que conocí desde pequeño y fue para mí como un tío querido. Porque José era empleado en la fábrica de soda de mi abuelo Pedro Bartolucci, en Villa María.

Puedo decir que me tuvo en brazos. Y a mi hermano Eduardo también. Allí, en la sodería, fue elegido delegado gremial allá por los años 50 durante el primer peronismo, movimiento al que adhirió desde un principio. Mi infancia transcurrió en aquella fábrica -que aún funciona a cargo de Eduardo- en Mendoza y Mitre, entre leales discusiones políticas con mi padre y mi tío por un lado y los empleados por el otro, unos ‘gorilas’, los otros ‘peronachos’. Epocas duras para los patrones, porque debían contribuir con la Fundación Eva Perón y colgar el retrato del líder en la oficina. Pero también prósperas, por el progreso que se vivió en esos años”, prosiguió Metral, quien es además hombre de teatro y docente.

“Abuelo Pedro siempre cumplió el convenio colectivo de trabajo y sus trabajadores lo reconocían. Nunca faltó la ropa, las máscaras reglamentarias, el sueldo de convenio, el horario y las vacaciones. Años después Lumello llegó a ser secretario general del gremio y diputado nacional por el Frejuli en 1973. Tuvo decisiva participación en el Cordobazo, papel que no se le reconoció debidamente: el local de Sutiaga, fue escenario de las reuniones secretas de los gremialistas Agustín Tosco, Atilio López, Elpidio Torres y otros líderes de aquella gesta.

Cada vez que tuvo ocasión, Lumello reconoció a su antiguo patrón, como un empresario excepcional, porque siempre cumplió las leyes laborales y mantuvo relación madura con sus obreros. Otras épocas. Ya quisiéramos tener hoy empresarios como Don Pedro.Y dirigentes sindicales como Lumello. Descansa en paz José, querido tío y amigo. En la memoria de los justos estarás presente por siempre”, concluyó el autor de la evocación.

Comentá la nota