Se empantanó el acuerdo salarial de los municipales

Se empantanó el acuerdo salarial de los municipales
Los gremios habían aceptado el 25 por ciento de aumento, pero las diferencias entre las categorías terminaron frustrando el convenio.

El conflicto salarial de los empleados municipales de esta localidad entró ayer en punto muerto, ya que si bien en un primer momento los gremios habían aceptado el 25 por ciento de aumento, las diferencias entre los propios trabajadores sobre cómo impactaría ese incremento terminó empantanando las negociaciones. Ayer se aprobó un cuarto intermedio para hoy para tratar de encontrar una salida.

Según explicó la delegada de la zona Sur de ATE Soraya Abraham, los trabajadores “estábamos cerca de un acuerdo del 25 por ciento, pero todo se trabó. Para quienes habíamos ido a negociar era una propuesta aceptable, pero después la cosa se complicó y no se pudo seguir avanzando en el tema”.

La dirigente sindical reconció que ese porcentaje “era bueno y que más no se puede pedir, pero no todos los compañeros lo vieron así a pesar de haber votado y aceptado la misma en principio, por lo que no hubo acuerdo y ahora hay que esperar a ver qué pasa en la nueva reunión”.

Por su parte Carlos Coracini, titular de la Unión de Empleados Municipales de Junín de los Andes (UENJA), indicó que “el tema es muy difícil porque hay mucha diferencia entre lo que perciben las categorías más bajas y las más altas”.

“La oferta hablaba de un 25 por ciento, comenzando con un 12, siguiendo con un 8 y terminando con un 5 por ciento, pero siempre sobre el básico actual y no sobre lo que va resultando de la incorporación de los aumentos, lo cual significa que ofrecían un 25 por ciento de aumento dividido en tres veces que se termina de cobrar a mediados del próximo año”, agrego el dirigente sindical.

Diferencias

En cuanto a las diferencias entre las categorías, Coracini dijo que “un aumento de $200 al básico en las categorías más bajas significa que ese trabajador recibirá unos $320 de bolsillo, mientras que el mismo monto en una categoría alta representan casi $1.200 de bolsillo; y allí está el problema, el cuello de botella, más allá del 25 por ciento en tres veces”.

Lo cierto es que habrá que esperar hasta la reunión que se llevará a cabo hoy por la mañana para conocer si existe algún posible punto de encuentro, ya no entre trabajadores y Ejecutivo, sino entre los propios empleados que integran los tres gremios con representación municipal, es decir ATE, UPCN y UENJA.

Coment� la nota