SEP en estado de alerta: se moviliza por regularización de 8.000 “precarizados”

SEP en estado de alerta: se moviliza por regularización de 8.000 “precarizados”

El sindicato que conduce José Pihen dijo que hay unos cinco mil agentes contratados y otros tres mil entre monotributistas, pasantes y becarios que esperan ser regularizados. El jueves a las 10 habrá una movilización en el centro.

Tras un plenario de delegados, la comisión directiva del Sindicato de Empleados Públicos de Córdoba (SEP) declaró ayer el estado de alerta con realización de asambleas informativas en todo el ámbito de la administración pública para reclamarle al Gobierno el pase a planta de los trabajadores contratados y la regularización de los precarizados. 

El gremio que conduce el legislador de Unión por Córdoba, José Pihen, le exige a la administración de José Manuel de la Sota el cumplimiento del compromiso asumido de pasar a planta permanente a 1.500 contratados, que debía efectivizarse antes del 31 de diciembre del año pasado. Según denunció el sindicato de los estatales, a la fecha sólo están en trámite la convocatorias a concurso para la efectivización de unos 500 contratados. 

“El trabajo precario es un pecado gravísimo”, la frase que corresponde al Papa Francisco es la que utilizará el SEP como premisa de la lucha gremial que comenzará el jueves por los cinco mil contratados que aseguran tiene hoy el Estado provincial más los 3.000 agentes que esperan un contrato. 

“El SEP reclama el pase a planta de todos los contratados de las leyes 7233 y 7625 y el pase a contrato de monotributistas, pasantes, becarios y planes para terminar con la precarización laboral en el ámbito de la administración pública provincial”, señaló ayer Pihen en una conferencia de prensa. 

En ese escenario, el SEP anunció para el jueves a las 10 una movilización de los cuerpos orgánicos desde la sede del sindicato hasta la Catedral de Córdoba.   

Cabe recordar que en diciembre del año pasado, Pihen ganó las elecciones internas del sindicato, arrancado en 2015 su séptimo período consecutivo al frente del sindicato. 

Entre sus principales promesas de campaña, el gremialista asumió el compromiso de centrar su trabajo en la “lucha contra el trabajo precario en el Estado”. En aquel momento confiaba en que antes del 31 de diciembre saldría el primer decreto desde el Gobierno provincial para la convocatoria a concurso de 1.500 contratados.

Comentá la nota