Nevares: despedidos reclaman el pago de indemnización

Nevares: despedidos reclaman el pago de indemnización

La firma, radicada en Carlos Keen, dejó en la calle a nueve trabajadores el 31 de diciembre pasado, pero aún no cumplió con los resarcimientos. Denuncias contra la firma por irregularidades laborales, aunque cuenta con el decisivo respaldo del gobierno municipal.Autor: Nicolás Grande

La Compañía Americana de Alimentos -subsidiaria de Nevares- volvió a despedir trabajadores. Hace más de un año, tuvo ese comportamiento contra 60 empleados. El 31 de diciembre último, dejó en la calle a nueve operarios, quienes todavía reclaman que se les abone las correspondientes indemnizaciones.

En diálogo con EL CIVISMO, tres de los despedidos explicaron sus situaciones personales pero agregaron datos del funcionamiento en la planta localizada en Carlos Keen.

“A mí no me llegó el telegrama. Fui a trabajar y me dijeron que estaba afuera”, contó una de las trabajadoras. Las bajas fueron dispuestas sin ningún motivo y en los otros ocho casos notificadas por cartas documentos fechadas el último día de 2017: “Informamos que a partir del día de la fecha se encuentra usted despedido y la liquidación final le será depositada en su cuenta sueldo”, se lee en las comunicaciones.

“No nos pagaron nada, nadie sabe nada. Llamás y te atiende el de portería. Siempre se manejaron así. Siempre terminás hablando con la persona que está en portería. Una de las compañeras que echaron está en período de lactancia. A mí me echaron con mi mujer, que nos casamos en octubre. Están en total infracción, está todo mal lo que están haciendo”, contó otro trabajador despedido.

La rotación parece una constante en un ámbito donde los trabajadores consideran que no existen derechos laborales. Los despidos abarcaron a empleados de distintos sectores, aunque el trabajo por categorías no se respeta: “No tenemos categorías ni un sector definido. Yo distribuía, cargaba camiones, materias primas, abastecía las líneas. No se respetan las categorías ni las tareas”.

Los despedidos también recordaron lo ocurrido puertas adentro mientras se desarrollaba la protesta de 2016. Una de las trabajadoras puntualizó que “en ese momento, cuando estaban los compañeros afuera protestando, a nosotros nos presionaban para que no dejemos de trabajar, porque también nos echaban”.

Dos de las trabajadoras echadas transitaron “en negro” sus primeros meses en la empresa: “A ella la tuvieron ocho meses en negro y a mí seis, recién después de ese conflicto nos pusieron en blanco. Hasta ahí estaban todos en negro. No nos quieren reconocer el período que trabajamos en negro”.

“Te quieren obligar a trabajar los domingos y a hacer horas extras. La primera temporada del año pasado era obligación trabajar de corrido, sino te decían que no te ponías la camiseta de la empresa. Si te negabas quedabas expuesta a que te echen. Uno acepta esas condiciones porque necesita trabajar. A una compañera, por decir que no iba a trabajar un domingo, la suspendieron cinco días. Ellos se piensan que uno no tiene vida afuera”, expuso otro de los empleados.

CON APOYO OFICIAL

Desde su desembarco en Luján, la Compañía Americana de Alimentos contó con el firme apoyo del gobierno municipal. En 2013, la Dirección de Prensa de la Municipalidad difundió los detalles de un encuentro entre el intendente Luciani y el presidente de la firma, Hugo Romero.

En aquella reunión se anunció como inminente el inicio de la producción de galletitas, obleas, alfajores y productos similares, “que permitirán generar unos 100 puestos de trabajo aproximadamente, todo ello a partir del mes de enero de 2014”. El jefe comunal destacó “la importancia del trabajo que venimos desarrollando desde el gobierno municipal para atraer inversiones productivas en nuestra ciudad y esta importante inversión de la Compañía Americana de Alimentos nos indica que estamos en el camino correcto y que más de 100 vecinos de nuestra ciudad van a encontrar un trabajo en una empresa seria”.

En abril pasado, meses después del conflicto suscitado por 60 despidos, la Subsecretaría de Comunicaciones de la Municipalidad volvió a referirse a la fábrica: “En Carlos Keen, provincia de Buenos Aires y con la presencia de autoridades nacionales,  provinciales y municipales, se inauguró, el pasado viernes 31 de marzo, una nueva planta de Compañía Americana de Alimentos. Con una inversión de 95 millones de pesos, la nueva planta se dedicará a producir alimentos para Argentina, Brasil, Uruguay, Chile y Estados Unidos”, describió la gacetilla.

La Municipalidad difundió, además, que “la nueva planta, que cuenta con 38.000 m2 de terreno, se encuentra en la localidad de Carlos Keen, en la provincia de Buenos Aires. La misma producirá bombones, pastafrolas, budines, panes dulces, bizcochuelos rellenos y piononos, y el chocolate para los diferentes productos. Y en poco tiempo más: medialunas, pandorinos, galletitas, madalenas y pan. Para lograr esto se importó maquinaria italiana y los mejores técnicos europeos que aportan toda su experiencia y recetas”.

La inauguración sumó la presencia de varios funcionarios nacionales, como el secretario de Transformaciones Productivas del Ministerio de Producción, Lucio Casto; y el  coordinador general de Gabinete de la Secretaría de Transformación Productiva del Ministerio de Producción de la Nación, Franco Cernotto. Como autoridad local participó el secretario de Producción y Turismo, Miguel Paulón.

Coment� la nota