La CGT repudia “la miseria humana como propuesta política”

Desde el consejo directivo de la delegación regional Formosa de la CGT (Confederación General del Trabajo) se hizo público la solidaridad para con el gobernador Gildo Insfran, “quien junto a su familia fue víctima de la más repudiable miseria que puede concebir una mente enferma producto de sus fracasos personales y políticos de alguien que hace diez años clausuro su carrera política, el ex intendente Gabriel Hernández”.
Tanto el delegado regional Hilario Martínez como el secretario general Vicente García Insfran, expusieron sobre el particular que “la impotencia electoral y la impericia profesional de personas como este pseudo periodista y mediocre abogado no pueden ser pasadas por alto, porque ni al más envenenado adversario se le puede admitir o tolerar la especulación en las tragedias familiares”.

Para los sindicalistas, “tolerar el discurso de convalidación de Hernández desprestigia a la política como herramienta de transformación y la coloca muy lejos de las reglas del debate y de la proposición de ideas y proyectos desde la militancia”. Asimismo, dijeron que “no nos sorprende el silencio cómplice del partido que aún lo cobija a pesar de sus reiteradas defraudaciones a la voluntad soberana, como cuando se postuló como senador nacional y cedió la banca de la provincia a una persona de su entorno familiar”.

Sostuvieron que “Hernández es un avanzado en “candidaturas testimoniales” pero insiste en convertirse en el fiscal moral de la Republica haciéndose pasar por insolvente e indigente en las causas penales donde se investiga su conducta delictiva al frente del municipio y donde está procesado por el delito de Peculado para ser elevado a juicio oral y público”.

Dijeron que “tampoco pasa desapercibido que las emisoras radiales donde se estila la diatriba, el agravio, la calumnia y la injuria como predica diaria, deben merecer la adecuada fiscalización de los organismos encargados de mantener la ética y el respeto en la difusión y no hacer la vista gorda cuando ocurren barbaridades que alimentan lo más vil del ser humano, rompiendo las reglas de una sana convivencia civilizada a 30 años de la recuperación democrática”.

Finalizaron subrayando que “Hernández ya está al margen del respeto y tolerancia, y solo será odio lo que coseche, porque la voluntad popular no admite trasponer ciertos límites y avasallar la memoria de aquellos que ya no pueden defenderse, comprendiendo el dolor de la familia que acompañamos como cristianos”.

Coment� la nota