Trabajadoras despedidas de un geriátrico se movilizaron para pedir su reincorporación

Fueron echadas la semana pasada luego de que los dueños del lugar las responsabilizaran de un incidente en el que una anciana de 90 años resultó con graves heridas.

A fines de enero, tras un incidente en el que una paciente de 90 años quedó en grave estado, los dueños del geriátrico Ipanema, ubicado en avenida Libertad 3222,  responsabilizaron a una enfermera y la despidieron. La trabajadora, por su parte, aseguró que la abuela se golpeó tras la rotura de la cama en la que se encontraba y denunció irregularidades en el establecimiento. Otra compañera suya, que se solidarizó ante la situación, también fue echada. 

A una semana del episodio, las dos enfermeras despedidas se movilizaron al lugar para reclamar su reincorporación. María Angélica, una de ellas, aseguró que no volvieron a tener contacto con los propietarios del geriátrico e insistió en que se trataron de "despidos arbitrarios".

Trabajadores denuncian a un geriátrico por despidos arbitrarios y hostigamiento

"Nos manifestamos no sólo por la adulta mayor que fue vulnerada en sus derechos, sino también por nuestra reincorporación inmediata. Salimos a denunciar y por luchar nos echaron", sostuvo en declaraciones a 0223.   

Por su parte, Marcela Gómez, representante de las empleadas, anticipó que este miércoles habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo para "tratar de entablar el diálogo" con los dueños de Ipanema. "Ellas fueron despedidas sin causa, todavía no se las ha comunicado, simplemente se acercaron a trabajar y allí fueron verbalmente despedidas", explicó.

Por último, la letrada hizo hincapié en la falta de controles de los establecimientos en los que se alojan a ancianos. "Ellas han denunciado anomalías en los geriátricos y todos sabemos que es así, entonces la pregunta es a dónde están los organismos de contralor, como Seguridad e Higiene o Ministerio de Trabajo, por ejemplo", cuestionó .

Comentá la nota