Los trabajadores de la ETON amenazan con frenar la llegada y salida de colectivos

Los trabajadores de la ETON amenazan con frenar la llegada y salida de colectivos

Hoy realizarán una nueva asamblea con los trabajadores para definir cómo siguen su protesta ante el reclamo del pago de las denominadas horas prohibitivas.

Los trabajadores de la ETON, que reclaman el pago de las denominadas horas prohibitivas amenazaron con endurecer sus medidas de fuerza e impedir la llegada y salida de colectivos a la ciudad.

Esta mañana el secretario gremial del Centro de Empleados de Comercio, Ramón Fernández, explicó que no recibieron una respuesta formal a su reclamo y que hoy realizarán una nueva asamblea con los trabajadores para definir cómo siguen su protesta.

En declaraciones a LU5, Fernández reprobó que la empresa Parada Liniers haya decidido no pagarle a los empleados que realizan el paro porque "no tienen justificativo alguno" y aclaró que el reclamo que realizan es legítimo porque "las horas prohibitivas son algo que se viene pagando en la mayoría de las empresas en las que los compañeros prestan tareas todos los días".

"En este momento lo único que tenemos es contacto con el gerente local, que sabemos que cumple órdenes. Ayer vinieron los directivos de Buenos Aires y al no responder lo que pedimos dejaron en claro que no toman con seriedad la situación de los trabajadores", aseguró Fernández, que agregó que hoy en asambleas decidirán si endurecen la protesta.

Consultado sobre la posibilidad de paralizar la actividad en la ETON en el marco de su reclamo, el secretario gremial de Empleados de Comercio señaló que "todo es posible en estas instancias" y que "ayer después de un día en el que supuestamente nos íbamos a reunir con las autoridades de la terminal las cosas no terminaron bien, así que buscaremos implementar todos los mecanismos necesarios para que se sienta más el reclamo".

"Lo único que puedo mencionar es que no garantizamos el normal funcionamiento de la terminal de ómnibus", afirmó Fernández, que ratificó que esperan una respuesta a su pedido en las próximas horas.

La tierra se acumula

El conflicto estalló la semana pasada y enfrentó a los trabajadores con la gerencia de la terminal, a cargo de Parada Liniers. Las medidas también incluyeron una protesta con bombos y redoblantes en las puertas del establecimiento.

Ayer por la mañana, el gerente de Parada Liniers, Luciano Fernández, en declaraciones radiales desconoció las exigencias de los empleados al expresar que “el reclamo está fuera del convenio, ya que no cumplen con las condiciones que establece la ley”.

La situación en la ETON es compleja, por lo que la gerencia debió aplicar un cronograma de emergencia por la falta de limpieza y restringió el uso de los baños y el trabajo en las torres de control.

Comentá la nota