Trabajadores del puerto siguen cortando la ruta y hay malestar en los vecinos

Aseguran que son más de 10.000 los vecinos afectados. Ayer radicaron una denuncia en la Fiscalía. Tienen que hacer un rodeo de más de 20 kilómetros para llegar a Mar del Plata. "Hubo gente del barrio a la que cobraban un peaje para pasar", denunciaron.
Los trabajadores del puerto nucleados en la Unión de Trabajadores del Puerto y Afines (Utpya) mantienen desde el miércoles un corte en la autovía 2 para hacer visibles sus reclamos.

La medida está provocando malestar en los vecinos de los barrios más alejados de la zona norte de la ciudad, que tienen serios problemas para llegar a Mar del Plata y cumplir con sus obligaciones. El malestar llegó a tal punto que los vecinos realizaron una denuncia en la Fiscalía, para reclamar por sus derechos. "Estoy yendo a la fiscalía a radicar una denuncia porque alguien tiene que garantizar los derechos que tenemos nosotros también", indicó el presidente de la Sociedad de Fomento 2 de Abril.

Es que, según denunció, los vecinos que tienen auto deben hacer un rodeo de hasta 40 kilómetros (por Santa Clara) o de más de 20 kilómetros (por la Autovía 226) para rodear el corte que se encuentra antes de la rotonda del Aeropuerto.

En tanto, quienes se manejan en colectivo, deben caminar más de dos kilómetros y atravesar el piquete, donde según indicó el fomentista Néstor Casais, "hubo gente del barrio a la que cobraban un peaje para pasar (por la noche del miércoles)".

El sector que está manteniendo el corte es el encabezado por Roberto Villaola y reclaman asistencia debido a la falta de trabajo en la industria del pescado.

"Por testimonio de los vecinos, lo que abundó fue el alcohol, no las ganas de trabajar. Eran tremendos los insultos, los improperios que le pasaban a la gente, hasta los agreden porque van a trabajar, porque tienen trabajo", indicó el fomentista en diálogo por LU6.

Según explicó, hay más de 10.000 vecinos de Los Pinares, Estación Camet, El Sosiego, Aquasol, entre otros barrios al norte del Aeropuerto, que están afectados por este problema. Las quejas incluyen la pérdida del presentismo en sus trabajos, la pérdida de turnos en hospitales públicos, la falta a los chicos que no pueden ir al colegio, y las largas caminatas con el mal clima de estos días, porque el colectivo termina el recorrido a la altura del arroyo La Tapera debido al piquete.

"Siempre que hay una protesta somos rehenes nosotros", lamentó Casais, como vocero de los vecinos. "La protesta puede ser justa o no, eso no vamos a discutirlo, pero nosotros también tenemos derecho a ir a trabajar. El camino alternativo que nos dan es, por Santa Clara, que son 22 kilómetros de nuestro barrio hasta Santa Clara y otros 20 kilómetros hasta Mar del Plata, es decir, 42 kilómetros para llegar al trabajo cuando nosotros tenemos 12 hasta el centro de Mar del Plata. Otro camino alternativo es de tierra, por Estación Camet saliendo a la ruta 226, a la altura del Mercado Frutihortícola y son 22 más", describió.

"Los que vivimos de este lado del barrio, de este lado del aeropuerto, somos gente de trabajo, no vivimos de rentas", aseguró. Y en ese marco denunció que "anunciaban la garrafa social, que de todas las veces que la anunciaron sólo la trajeron una vez porque el camión nunca llega".

Coment� la nota