Más de 80.000 usuarios perjudicados por el paro de choferes de Ersa

Más de 80.000 usuarios perjudicados por el paro de choferes de Ersa

Los trabajadores reclamaban el pago de la segunda parte del aguinaldo y paralizaron de imprevisto. Tensión, malestar e incertidumbre en la ciudad

 Ayer más de 80.000 usuarios fueron cautivos de un paro sorpresivo de los choferes de la empresa Ersa, quienes dejaron a los santiagueños sin servicio de transporte público, por más de 12 horas. Un paro que no se había anunciado y que tuvo su causa en un conflicto salarial, arrastrado desde diciembre. 

Según manifestaron los trabajadores, Ersa tendría que haber depositado la mitad del aguinaldo el mes pasado, pero no lo habían registrado desde el día 20, por lo que decidieron no poner en funcionamiento las unidades.Restablecieron el servicio recién a las 19, luego de firmar un acuerdo en la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

El paro comenzó en las primeras horas del jueves y ningún colectivo, de las líneas 110,112, 114, 116, 119 y 120, salió a hacer su recorrido. Como consecuencia del reclamo, fueron afectados los vecinos de toda la ciudad capital, que desde temprano no tuvieron transporte público para dirigirse hacia sus respectivos trabajos o actividades. 

El malestar generalizado era evidente en las paradas, porque no se había anunciado y dejó atónita a toda la población. Se observaron largas filas para tomar remises.

Si bien los referentes de Ersa, Marcos Tula, Unión Tranviaria Automotor, Jorge Pacheco y Ángel Llamazares, referente de la Secretaría de Trabajo, habían mantenido reuniones por la mañana para destrabar el conflicto no llegaron a un arreglo. En esta instancia, se amenazaba con parar el servicio hasta el sábado, por lo que Pacheco había declarado: "No se llegó a un acuerdo y persistirá la medida de fuerza hasta mañana (por hoy) y hasta que no haya una solución no va a haber servicio de colectivos". Además, hizo alusión a que es una situación complicada desde hace tiempo, por lo que reconoció: "Somos conscientes de que miles de usuarios se encuentran afectados, pero también pretendemos que entiendan nuestros reclamos. No es la primera vez que pasamos por esto, es un problema de vieja data, ya venimos con paros anteriores por este mismo problema". 

En las primeras horas de ayer, la gerencia de la empresa había expresado que no era posible depositar el dinero, pero por la tarde se llamó a una reunión para comunicar que merced a un esfuerzo propio, el 50% del aguinaldo de los trabajadores estaba ya depositado.

Todas las partes se volvieron a congregar para firmar un pacto en el que quede asentado la resolución del arreglo económico. Posteriormente, el referente de Ersa se dirigió hacia el playón de colectivos, sito en el sur de la ciudad, para comunicarles a los choferes la conformidad y que a partir de hoy ya podrían disponer del dinero que les corresponde.

Luego de tanta tensión e incertidumbre, el servicio se restableció y todas las unidades se pusieron nuevamente en funcionamiento. 

Una mañana furiosa

En las paradas barriales y del centro, la gente manifestaba continuamente su descontento hacia los responsables de esta situación.

?Yo tengo que cumplir con un horario de entrada en mi trabajo y el paro me complica para llegar a término y encima tengo que gastar dinero en remís, que es muy difícil conseguir?, expresó disconforme una vecina. 

Otra usuaria se quejó: ?Esperé horas el colectivo y no apareció, entonces tuve que caminar varias cuadras para subir en otra línea. Si bien este recorrido me deja un poco lejos, no me quedó otra alternativa, de lo contrario llegaría a destiempo a mi empleo?. Se debe resaltar que los colectivos pertenecientes a otra empresa se vieron desbordados ante tanta demanda.

Coment� la nota