Arreseygor afirmó que "hay que terminar con la mentira de la Agricultura Familiar"

Arreseygor afirmó que

Desde el Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrícolas (SATHA) rechazaron el "verdurazo" que realizó en Plaza de Mayo la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) para reclamar una ley de acceso a la tierra, y advirtieron que detrás de ese reclamo "hay propietarios inescrupulosos" y fomento del "trabajo en negro".

“Piden que le regalen tierras, créditos blandos, no quieren pagar impuestos, y nadie se acuerda de los productores que le dan trabajo a la gente y producen alimentos de calidad” indicó Gustavo Arreseygor, titular del SATHA en respuesta a las exigencias de la UTT.

Sostuvo además que esa entidad "está vinculada con el Movimiento Evita, y tienen como política nivelar para abajo, esto no ayuda a nadie, y lo que es peor ponen en peligro las fuentes de trabajo de muchos compañeros agrarios, nosotros defendemos a los verdaderos trabajadores y no a cinco vivos que se aprovechan de la situación”.

Entre los reclamos de este sector está el de la reglamentación de la Ley de Agricultura Familiar que en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires es defendida por legisladores provinciales del Evita, sin embargo desde SATHA se oponen a la legislación, argumentando que “la mayor parte de los casos no son quintas familiares sino que hay propietarios inescrupulosos que dicen alquilar una parcela de tierra, pero lo único que se fomenta es el trabajo en negro y trabajar el alimento de los argentinos sin controles fitosanitarios”.

“Esta gente es un peligro, no respetan las normas, piden beneficios porque si, y a los productores que tienen a sus trabajadores en blanco quien los ayuda, ellos son los que dan trabajo, nosotros defendemos al trabajador y defendemos sus derechos, desde el Evita y la UTT solamente se busca precarizar y lo único que hacen es atentar contra las fuentes de trabajo”, afirmó Arreseygor.

Desde el Sindicato Argentino de Trabajadores Horticultores y Agrarios hace años se vienen denunciando estas prácticas en la que, para no cumplir con los requisitos legales ni pagar las cargas tributarias, se “inventan” cientos de quintas familiares luego de presentar quiebras fraudulentas.

De todas maneras el gremio de Arreseygor admitió que "algunos" productores encuadran legítimamente en lo que se denomina agricultura familiar, pero remarcaron que "ninguno aplica las buenas prácticas agrícolas, que son todas aquellas actividades desarrolladas en la producción agrícola para evitar o reducir daños ambientales, procurar una adecuada productividad y obtener productos inocuos para las personas que los consumen".

Finalmente Arreseygor se comprometió a pedir audiencias con legisladores nacionales y provinciales de diferentes bancadas para dar la opinión del sindicato que representa a los trabajadores horticultores y agrarios.

Comentá la nota