La UOM bloqueó el acceso al Parque Industrial y agudizará la protesta por los operarios de Cinpal

La UOM bloqueó el acceso al Parque Industrial y agudizará la protesta por los operarios de Cinpal

La UOM y los cuarenta operarios de Cinpal agudizaron el plan de lucha. Desde las 6 de ayer y durante todo el día, coparon el acceso al Parque Industrial, permitiendo solo el ingreso a pie. Fueron convocados por el Municipio con miras a una reunión, en Buenos Aires, con el gerente de la firma, Joaquim Carvalho, pero fue rechazada. Ante la intransigencia gremial, el Ejecutivo realizó una presentación judicial en pos de desactivar la medida.

Una vez más, las noticias de la órbita municipal llegarían a través del consulado de Brasil y lejos de echar luz a la situación cortaron el canal de diálogo con el gremio, que confirmó que avanzará con la protesta en reclamo de respuestas para el plantel de trabajadores que sigue sin cobrar sus haberes ni saber cuál será su futuro.

“Es una tomada de pelo”, calificó el secretario general de la UOM, Carlos Romano, al salir del encuentro que había mantenido con el jefe de Gabinete, Mario Civalleri; el subsecretario de Coordinación de Proyectos, Alejo Alguacil; y el coordinador de Comercio, Industria y Servicios, Marcos Guazzelli.

El dirigente gremial precisó en diálogo con El Eco Multimedios que había recibido el llamado del jefe de Gabinete para transmitirles las novedades. “Civalleri nos citó para mostrarnos una nota supuestamente de Joaquim Enrique Carvalho para ver si podemos viajar a Buenos Aires y le dije que no, que no nos tomen más el pelo, que no queremos que nos llamen más, que si no tienen ninguna solución económica, no nos llamen más”, manifestó.

Insistió en la falta de “coherencia” del responsable de la empresa brasileña, que ya había dicho -a través de una nota cursada en una de las audiencias en el Ministerio de Trabajo provincial- que iba a tener novedades para principios del corriente mes y todavía no se presentó nadie con poder de decisión para esclarecer la situación.

“Una tomada

de pelo”

Por lo tanto, admitió que ni siquiera había leído la nota que los funcionarios locales le habían entregado minutos antes porque insistió en que “es una tomada de pelo” del presidente de la empresa. “Lo único que necesitamos es una salida económica”, reiteró.

Desde la UOM, volvió a pedir “perdón a los compañeros y a la ciudadanía” por los trastornos ocasionados a raíz de la protesta, pero insistió en que “no lo buscamos”.

Señaló que están frente a un empleador que “no apareció en ninguna de las cuatro audiencias en el Ministerio de Trabajo, no aparece en el país, y ahora hay una nota aparentemente que le envía al jefe de Gabinete para citarnos a Buenos Aires ¿para qué?”.

Por otro lado, se refirió al pedido del Ejecutivo que les sugirió que desactivaran las medidas de fuerza y advirtió que saben a lo que se enfrentan. “Tenemos a nuestros abogados”, aseguró, e insistió en que continuarán firmes en el reclamo, a la espera de que “llegue alguien con una solución”.

Pedido de

“mesura”

Por su parte, Alejo Alguacil manifestó que el objetivo de la reunión fue transmitirle a la UOM las novedades obtenidas, a través del consulado brasileño, pero también pedirle “la mayor mesura posible”, en el marco del conflicto.

Admitió que entienden la gravedad de la situación, pero insistió en la necesidad de “seguir los canales de entendimiento”. Precisó que lo que se le pidió al sindicato es “un entendimiento con los trabajadores del Parque Industrial y tratar de garantizar sus jornadas laborales”, aunque dijo que sabían que a partir de la falta de respuesta de la empresa se agudizarían las medidas.

La presentación

judicial

“El Estado municipal ya inició las cuestiones judiciales correspondientes”, afirmó. En concreto, Marcos Guazzelli detalló que presentarían una acción de amparo -que se efectivizó más tarde- para pedir que se garantice la libre circulación y el derecho de los trabajadores y empresarios que trabajan en el Parque Industrial a ingresar y poder cumplir con sus tareas.

Desde el Ejecutivo también aseguró que estaban evaluando la posibilidad de viajar a Buenos Aires para reunirse con el gerente de Cinpal, pese al rechazo de la UOM. Sin embargo, aclaró que aún no lo tenían definido, como así tampoco la fecha en la que se concretaría, llegado el caso, el encuentro.

La protesta

en el PIT

La protesta arrancó en horas tempranas de la mañana y provocó serios trastornos a lo largo de la jornada. El cuerpo de delegados y los cuarenta obreros, que reclaman el pago de haberes adeudados y certidumbre respecto a su futuro, se apostaron en el acceso principal al Parque Industrial. Una imponente nube negra, producto de la combustión de los neumáticos, advertía tangiblemente -ya a lo lejos- del conflicto.

La decisión gremial ameritó presencia policial. Un grupo de efectivos custodiaba, a escasos metros de los manifestantes, lo que ocurría. Las banderas, dispuestas en los postes de luz y el alambrado perimetral del predio, continuaban inmóviles, aunque sucias por el paso de los días. “Cinpal no paga”, decía el cartel que dispusieron por encima de los neumáticos, en el centro de la escena.

La medida no solo ocasionó trastornos a quienes trabajan en el predio industrial y no pudieron entrar con sus vehículos, sino también a quienes se acercaron al lugar para realizar la Verificación Técnica Vehicular (VTV) y tampoco pudieron hacerlo.

“Nosotros no buscamos esto, bajo ningún punto de vista queremos ocasionar estos problemas. Pero no nos dan alternativa, no nos dan ninguna solución”, argumentó Romano.

Comentá la nota