El Centro de Empleados de Comercio exige el descanso dominical y reclama por el “plus”

El Centro de Empleados de Comercio exige el descanso dominical y reclama por el “plus”
El secretario general del CEC, Carlos Nemesio, dijo que la “renovación” en ese sindicato está garantizada con la participación de jóvenes que lo acompañan en la conducción. Aseguró que “nuestro gremio es así” y que su continuidad en el cargo “no es ninguna imposición”.

El secretario general del Centro de Empleados de Comercio, Carlos Nemesio, anunció que los desafíos de la próxima gestión serán exigir la aplicación de la Ley de Descanso Dominical y retomar el reclamo para que se pague el plus patagónico a los trabajadores.

Nemesio seguirá al frente del CEC, ya que la Lista Blanca fue la única que se presentó para las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 10 de enero de 2014. El propio Nemesio dijo este lunes que ya lleva 47 años en la tarea de secretario general del sindicato.

Recordó que hubo hace 2 años una internas “feroces, no agradables, pero ya pasó, es parte del tiempo, todos se sumaron a la Lista Blanca, incluso aquellos que fueron opositores”.

Nemesio dijo durante una entrevista en www.radiokermes.com que el CEC “está marcando un rumbo distinto en lo gremial y en lo social”. Añadió que “la actividad gremial se ve en el último tiempo, con 50 delegados en los comercios, activistas en la calle”.

Respecto de su función específica, recordó que está en la conducción del CEC “de toda la vida. Teniendo en cuenta que cuando iba al secundario ya trabajaba y cuando adquirí la mayoría de edad el Centro estaba abandonado, sin conducción después del golpe del ‘55. Con un grupo de estudiantes del Ayax Guiñazú fuimos a una asamblea del Centro y apareció la Lista Blanca con fundamentos suficientes para ser electa y ser reiteradamente la conducción del gremio. En total, llevo 47 años”.

-¿Esta permanencia no genera una situación en la que esté ausente la renovación?

-Renovación hay, es permanente. Que yo sea la cabeza de la conducción es otra cosa. Hay renovación permanente. La lista que finaliza es totalmente distinta de la que se armó ahora, tratamos de ir incorporando en lo posible juventudes, que quieran y representen la actividad, con los valores necesarios para los objetivos de la institución gremial.

-¿No se plantea la situación internamente, porque no debe haber otro gremio en la provincia donde suceda esta presencia durante tantos años?

-Seguramente. Otro caso a estos días no hay, debo ser el único. Lo que ocurre es que también mi actividad comenzó desde joven y hemos renovado permanentemente quiénes nos acompañan. Si tomamos en cuenta la antigüedad de la conducción andamos en los 36/37 años de promedio, hay mucha gente joven. Pero bueno... nuestro gremio es así. Esto no fue una imposición, al contrario: los compañeros de la lista y los que la han propiciado acordaron que yo sea el secretario general.

-¿Cuál sería el desafío para la gestión que viene, después de la ley de descanso dominical; acaso es hora de retomar la pelea por el plus patagónico?

-Sin duda, son asignaturas pendientes. Lo del descanso dominical es incipiente, está la ley y hay que aplicarla, hacer que sea efectiva. El plus patagónico es algo que no se puede dejar de lado, nosotros llevamos la iniciativa para que se incorpore a La Pampa, no lo hemos logrado por la negativa de las cámaras empresarias. Esto significa que hay que seguir trabajando y luchando, más allá de que tenemos un altísimo porcentaje de empresas que individualmente han firmado el adicional por zona de entre el 10 y el 18 por ciento. Pero la aplicación en el pequeño comercio es muy difícil.

-¿Tienen expectativas de que el descanso dominical se trata como legislación de tipo laboral, directamente en el ámbito del Congreso Nacional?

-Acá hay una cuestión que no hay que olvidar: la Ley de Contrato de Trabajo es amplia, es la misma que nació en 1932 reformada en distintas épocas. En lo que hace a descansos, habla de las 35 horas de descanso a partir del sábado a las 13 horas. Los viejos pobladores o de la actividad comercial, denominaban al sábado como “sábado inglés”. Y no se trabajaba. Era un hábito total. Algunos hablan de modernización, otros tratan de justificar algunas cosas...

Coment� la nota