El año cierra con los trabajadores municipales en sostenido conflicto

El año cierra con los trabajadores municipales en sostenido conflicto

Desde el municipio, se anunció con alegría el depósito del aguinaldo y horas extras –que estará disponible desde hoy- y la entrega de un ticket canasta de $ 1500 para 1300 empleados de la comuna.

Pero esta situación no fue vista con tanto optimismo desde los gremios, que reiteraron su intención de cobrar un bono navideño en efectivo, para gastar “cómo y dónde se nos antoje”. Porque la orden de compra sólo podrá canjearse en las dos sucursales de un supermercado local.

En los próximos días, quedará abierto un nuevo frente para el gobierno de Pablo Petrecca: las negociaciones paritarias para los aumentos salariales del 2018. Y a pesar de las limitaciones en los porcentajes exigidas desde el Gobierno provincial, se contará con el antecedente cercano del 30% otorgado por el radical Salvador Serenal en Lincoln.

Casi 2 millones. La decisión de entregar las órdenes de compra se tomó tras efectuar una “compulsa de precios” en distintos supermercados de la ciudad, según explicó el secretario de Economía, Ariel Díaz. A 1500 pesos para 1300 empleados, significará una erogación extra para el municipio de casi 2 millones de pesos.

“Para el municipio era muy difícil poder dar un premio en efectivo, así que de esta manera obtuvimos algunas ventajas sobre la forma de pago”, indicó.

Según se explicó, “el comercio donde se hará efectiva esta compra es el Supermercado Mastromauro. Cada uno de los empleados podrá hacer el canje de esta orden en cualquiera de las dos sucursales ubicadas en Álvarez Rodríguez 208 y Julio Campos y 12 de Octubre”.

Para calmar los ánimos, Díaz también confirmó que hoy estará disponible el aguinaldo para los trabajadores, y el próximo fin de semana se pagarán los sueldos correspondientes al mes de diciembre.

Fuerte rechazo. “Queremos comunicarles a los mentores de esta idea que los empleados municipales no somos desocupados que andamos de parroquia en parroquia mendigando una bolsas de alimentos (cosa no deshonesta si la situación personal así lo requiere). Somos trabajadores que queremos un pago adicional para comprar lo que queremos y donde se nos antoje”, fue la contundente respuesta desde el gremio que lidera Gabriel Saudán.

Según el análisis del gremio, “la recaudación municipal, a pesar de los diferentes acontecimientos como la emergencia hídrica, estuvo por encima del promedio de los últimos años, acierto del Departamento Ejecutivo. Pero parece que el señor Intendente no entiende que esta recaudación es gracias al esfuerzo y predisposición de sus empleados”.

Coment� la nota