Cuarenta mil afiliados definirán el futuro de la CTA

Cuarenta mil afiliados definirán el futuro de la CTA
Tendrán la posibilidad de votar por la continuidad de Quintriqueo o apostar por el cambio con Huth.

A pesar de que mañana comienzan las negociaciones salariales entre la Provincia y los gremios, los dirigentes sindicales ya tienen el ojo puesto en el jueves, cuando desde las 8 queden abiertas las 235 mesas en todo el territorio de la provincia para las elecciones de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) en Neuquén.

Por un lado, la Lista 1, “Compañero Leopoldo Lugones”, tendrá a la cabeza al actual secretario general de la CTA, Carlos Quintriqueo, quien estará acompañado por los secretarios adjuntos Pablo Grisón (ATEN) y Oscar Ibáñez (Sejun), y como secretario gremial a Juan Carlos Hernández en representación del sector privado.

Por el otro, la Lista 2 del “Frente Unidad de los Trabajadores”, que llevará como candidato a secretario general a Daniel Huth (actual titular de ATEN), junto con Paula Sánchez (Sejun) y Luis Tiscornia (ADUNC) como secretarios adjuntos, y a Leonardo Jakus (ATE) como secretario gremial.

Así, más de 44 mil afiliados (en su gran mayoría estatales pero también algunos trabajadores del sector privado) estarán en condiciones de emitir su voto y elegir cuál de las dos fórmulas los representa más en sus reivindicaciones.

Interna

En los últimos meses, los integrantes de las listas no mostraron demasiado sus propuestas ni se encargaron públicamente de difundir sus objetivos. Aunque sí utilizaron los medios para acusarse mutuamente, además de pintadas, agresiones físicas e intentos de impugnar nóminas. El terreno se embarró y el juego sucio impidió unificar reclamos -aunque ese sea un principio de las dos conducciones-, en un momento en que los trabajadores vieron licuados sus salarios por la inflación que vivió el país en los primeros meses del año. Una situación que no se dio por las diferencias políticas partidarias.

Identidades

La lista Leopoldo Lugones está integrada por sectores afines al kirchnerismo y, teniendo en cuenta la cercanía del gobierno provincial con el nacional, la administración Sapag vería con buenos ojos su victoria para tener negociaciones más tranquilas. Al respecto, un guiño se observó en la última semana cuando los dos pedidos de ATE fueron respondidos: el llamado a paritaria general para el escalafón general y el adelantamiento de la mesa salarial que estaba pautada para junio.

Esta noticia que cayó como una bomba en el sector que lidera Huth, claramente identificado con los partidos de izquierda, como el PO, el MTS o el Frente de Izquierda, si se tiene en cuenta que desde que comenzó el ciclo lectivo realizaron distintas medidas de fuerza, como paros y cortes de ruta, para pedir la apertura de la mesa salarial y lo único que obtuvieron del Gobierno fue indiferencia y descuentos.

Coment� la nota