Daniele, con futuro incierto y atado a decisiones judiciales

Daniele, con futuro incierto y atado a decisiones judiciales

La pretensión de Rubén Daniele de retomar la conducción del gremio de los municipales de la ciudad de Córdoba en 2018, a través de una complicada estratagema, aparece incierta y dependerá de decisiones judiciales, pero también de posturas políticas contrarias a la perpetuación de los sindicalistas en el poder.

El gremialista –quien lleva 11 mandatos y 32 años al frente del Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales (Suoem)– optó por no postularse a las elecciones convocadas para el 12 de octubre próximo pese a que estaba habilitado para hacerlo por una medida cautelar de la jueza de Conciliación de 1ª Nominación, Sofía Keselman.

Daniele argumentó, al momento de anunciar que daba un paso al costado, que, si se presentaba a su 12ª reelección, corría el riesgo de ser víctima de un supuesto plan pergeñado en el Palacio 6 de Julio para impugnarlo y para, con la situación “judicializada”, impedir los comicios gremiales de octubre y forzar la intervención del gremio por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación.

Sin admitirlo expresamente en público, en el Suoem dicen que el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, les dio la aprobación a los funcionarios municipales para tener preparada una eventual impugnación.

En el contexto de esa acusación intervencionista –que fue rechazada enfáticamente por la Municipalidad–, el sindicalista admitió que se acordó en la conducción nominar como candidata a 
Beatriz Biolatto, quien aceptó con la condición de asumir esa responsabilidad por un período transitorio.

Coment� la nota