Despiden a una trabajadora embarazada en Radio Nacional

Despiden a una trabajadora embarazada en Radio Nacional

Las trabajadoras de la emisora pública denunciaron que la directora, Ana Gerschenson, se negó a recibirlas y ratificó el despido de una trabajadora embarazada de La Rioja y la quita del jardín de infantes a la hija de otra cesanteada.

Las trabajadoras de la emisora pública apuntaron contra la directora de Radio Nacional, la periodista Ana Gerschenson, por el despido de una trabajadora que cursaba su cuarto mes de embarazo y la negativa de otorgarle la continuidad en el jardín a la hija de otra despedida que tenía cinco años de antigüedad en su empleo. Se trata de dos casos muy concretos sobre el total de 16 despidos de precarizados en el último tiempo.

“La Asamblea de mujeres de Radio Nacional como parte de un movimiento que al grito de ´Ni Una Menos´ se propone terminar con la violencia y la discriminación en todos los terrenos, exige la inmediata reincorporación de nuestra compañera J quien durante los últimos cinco años desarrolló sus tareas en Nacional Clásica con un desempeño intachable; así como la inmediata reincorporación de nuestra compañera V, de LRA 28 (La Rioja,) quien fue despedida mientras atraviesa su 4to mes de embarazo, debidamente notificado durante el mes de diciembre de 2017 a la Anses y a la dirección de la emisora, pese la protección de la maternidad contemplada por la ley”.

“J es madre de una niña de dos años. Ella es la jefa de hogar y ahora sólo cuenta con el ingreso de $9.000 que cobra su pareja para afrontar alquiler, alimentación y salud, entre tantos otros gastos”, explicaron las trabajadoras.

Y agregaron: “Se trata de un valor extremadamente por debajo (44 por ciento inferior, para ser precisas) de los $16.027,98 fijados por el INDEC en noviembre 2017 necesarios para no caer en la pobreza. Dejar a J sin trabajo es empujarla a esa crítica situación y vulnerar los derechos que, con rango jurídico, le debe el Estado a la niña, derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social”.

“J y V eran trabajadoras precarizadas por un Estado que tiene la obligación de garantizar la protección integral de la familia y los derechos de las niñas y los niños. J y V eran trabajadoras precarizadas en el Estado, y la precarización laboral, es la precarización de nuestras vidas”, concluyeron al tiempo que le recordaron a Gerschenson que en sus redes sociales se expresaba en favor del “NiUnaMenos.

Coment� la nota