Luz y Fuerza Mar del Plata solicita el quite de la concesión a EDEA

Desde el sindicato sostienen que no aceptan el diálogo y no respetan la legislación vigente. El organismo de contralor dio 10 días a la empresa para presentar un plan de regularización de esta situación.

El Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata solicitó el quite de la concesión del servicio a la Empresa Distribuidora de Energía Atlántica (EDEA), pedido que ya elevara a autoridades provinciales "por desconocer los derechos de los usuarios, de los trabajadores y a los organismos de control como el Oceba y el Ministerio de Trabajo", destacó el secretario general de la organización, José Rigane.

Acompañado por el secretario adjunto, Rubén Chirizola y la secretaria gremial, Romina Quintas, el también secretario adjunto a la CTA Nacional comentó que "llevamos siete meses tratando de reunirnos con la empresa para discutir diversos temas y EDEA no responde. Y menos genera un ámbito de discusión y diálogo, lo que nos motivó a recurrir a los órganos de aplicación; a los cuáles tampoco reconoce y por lo tanto no tenemos perspectivas de poder acordar nada con la empresa, que lo único que quiere es achicar sin reparar en la seguridad del empleado o del usuario".

Destacó el dirigente lucifuercista que "la idea es achicar costos y no dialogar con la organización sindical que representa a la mayoría de los trabajadores".

"Desconoce el diálogo"

Días pasados los dos principales dirigentes del sindicato lucifuercista participaron de una audiencia en dependencias de la Oceba, organismo provincial de control de la energía, con la presencia de representantes de la empresa distribuidora energética del centro y sudeste bonaerense. Allí se solicitó el quite de la concesión del servicio en toda la jurisdicción, como también en el Ministerio de Trabajo bonaerense, ya que en esos ámbitos "sorpresivamente para nosotros la empresa ha desconocido la instancia de negociación y también al organismo de contralor".

Para los dirigentes lucifuercistas esta situación significa "no corresponderse" con nuestra democracia, como tampoco con dichos organismos provinciales, y "desconocer los lugares donde podríamos restablecer diálogos y tratar de encontrar soluciones a la problemática que tenemos con la empresa". Estos son muchos puntos, varias cuestiones, que "esencialmente tienen que ver con la contratación y subcontratación de trabajadores encuadrados en la Uocra".

Resaltó que esto es un riesgo tremendo para quien trabaja como para los usuarios, "porque son trabajadores profesionalmente no capacitados, sin experiencia técnica y no trabajan en el ámbito de la mampostería, lo digo bien, sino que trabajan en líneas de media o baja tensión con riesgos absolutos. Recordemos que en los últimos dos años y medio EDEA ha tenido una muerte de un trabajador en la línea, afiliado nuestro, y se cumple un año del accidente de otro trabajador representante de seguridad e higiene que perdió ambos brazos. No es una cuestión que planteamos sin fundamento alguno, pero la empresa adoptó una decisión política de achicamiento. Esto incluye que hoy con el temporal de viento haya parejas paradas en el sector de guardia porque no tienen vehículos para salir a la calle a responder a los reclamos".

Oceba pide a EDEA

Por todo esto Luz y Fuerza Mar del Plata solicita el fin de la concesión, que debe brindar un servicio público, "algo tan sensible como la electricidad y no puede hacer lo que quiera". Y a los organismos de contralor le piden que "juegue su rol y su función, y segundo, que quiénes tienen la posibilidad política en esta localidad como en el resto de la jurisdicción adopten las decisiones que corresponden con una empresa que no se ajusta a la ley. Cuestión básica y elemental para poder mantener una relación como corresponde más allá de que acordemos o desacordemos".

Los dirigentes gremiales aseguraron que continuarán haciendo conocer públicamente esta situación como parte del plan de lucha. "Hemos sacado algunas declaraciones y vamos a profundizar en esta dirección de tratar de articular con el conjunto de la sociedad. Sobre todo donde se producirán aumentos de tarifas y se modificará la facturación de 60 a 30 días, eso configurará una nueva situación para usuarios y trabajadores", advirtieron.

Respecto a si están previstas medidas de fuerza, José Rigane, manifestó que están contempladas, porque "las tres asambleas que hemos realizado nos han facultado para iniciar a las acciones directas. Y obviamente iniciaremos en las próximas semanas medidas de acción directa a partir de que primero todo el mundo sepa de qué se trata. A medida que esto suceda vamos a adoptar las decisiones que entendamos mejor para llevar adelante lo que reclamamos".

Tras la reunión con la Oceba, el organismo provincial le dio la razón al sindicato y le otorgó a la empresa un plazo de 10 días para presentar un plan de regularización de esta situación que perjudica no sólo a los trabajadores de todas las dependencias "sino también a los cientos de miles de usuarios cautivos, brindando un servicio malo y caro".

Coment� la nota