El Gobierno provincial entregó 600 nuevos hogares en La Punta

El Gobierno provincial entregó 600 nuevos hogares en La Punta

A 1.453 sanluiseños les cambió la vida. Fueron 600 las familias que recibieron las llaves de su casa; durante la soleada tarde el viento constante descorría las nubes y dejaba entrar nuevos sueños.

El acto de entrega de viviendas comenzó a las 16:00, la temperatura rondaba los 24°C por lo que el otoño le dio tregua a la tarde. Familias completas rondaban ansiosas por el flamante barrio. Para todos los integrantes este es un día histórico, tienen el techo propio.

El nuevo vecindario está circundado por sierras, especies de quebracho blanco y jarilla completan el paisaje. Las casas sobresalen por sus tonos, las de la derecha en tonos rojizos y las de la izquierda en verde oliva, ambas combinadas con tonos crema. En el frente podía verse a algunos vecinos inaugurando la vivienda con mates improvisados.

Del acto participaron el vicegobernador de la Provincia, Carlos Ponce; el subsecretario de Vivienda de la Nación, Iván Kerr; el secretario de Urbanismo, Vivienda y Parques, Miguel Ángel Gutiérrez Díaz; la presidenta de Laboratorios Puntanos, Zulema Rodríguez Saá; la secretaria de Deportes, Claudia Amura; el intendente de La Punta, Martín Olivero; el diputado nacional, José Riccardo y legisladores provinciales.

El vicegobernador se refirió a la fundación de la primera ciudad del siglo XXI que fue en marzo del 2003. “Les traigo un afectuoso saludo por parte del gobernador para los 600 beneficiarios de estas nuevas viviendas, más de 500 niños, muchas madres y padres solteros hoy reciben su casa. San Luis, de 1983 a la fecha lleva más de 65 mil viviendas sociales entregadas a un costo accesible para cualquier trabajador, realizadas por nosotros mismos”.

“Estos niños hoy recibirán una vivienda digna, me llena de emoción, qué grande que es San Luis, felicitaciones y éxitos para todos”, finalizó Ponce.

El funcionario de Nación saludó a los nuevos propietarios: “No hay nada más importante que la casa propia, este día es uno de los más importantes de sus vidas, como cuando nace un hijo, cuando nos casamos, entrar hoy a su primera vivienda será memorable, la vivienda digna es un derecho y para ello tenemos que trabajar los funcionarios”, luego agradeció al gobernador Alberto Rodríguez Saá y a funcionarios provinciales por invitarlo al evento.

“Tenemos la instrucción del ministro Rogelio Frigerio (ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación) de viajar, salir al interior del país, acá no hay color político que valga, lo importante es reforzar la democracia y hacer valer las instituciones”, apuntó.

Destacó por último el trabajo conjunto realizado para reducir el déficit habitacional en Argentina. “El secretario de Urbanismo de San Luis trabaja en el Consejo Nacional de Vivienda para tratar de mejorar los planes habitacionales para que todos puedan acceder a una vivienda digna”, concluyó.

Verónica Escudero es cocinera en un sanatorio capitalino, está embarazada de un mes, vive con su esposo y su hija de 10 años. “Estoy totalmente feliz”, las palabras sobran, su rostro habla por ella. La adjudicataria compartió el momento de la entrega de su vivienda con su madre Susana y su suegra María. “Estoy más que feliz de ver el progreso de mis hijos, quienes hoy reciben su casa. Estábamos muy ansiosos pero nunca perdimos la fe. Estoy muy feliz de que mi hijo y su familia tengan su hogar”, sintetizaron las madres con emoción.

En otra parte del predio se encontraban Daiana Giménez y Pablo Godoy, un joven matrimonio que vive con su hijo Ian de cuatro años de edad. “Estamos muy felices y contentos ya que esperamos hace mucho esto”, dijo Daiana y agregó: “Llegó en el momento justo, porque habíamos inscripto a Ian en un jardín de la ciudad de La Punta; así que él va a poder ir a la escuela, sin tener que hacer muchos viajes”. En la ocasión fueron acompañados por sus respectivas madres, una de las cuales con lágrimas en los ojos agregó: “Es muy lindo que llegara este momento y tengan su casita”.

Griselda Agüero y su marido Emanuel tienen tres hijos y hace más de siete años que alquilaban en distintos barrios de la ciudad capital. “Estoy muy emocionado, es algo que no se puede explicar. Estar alquilando tantos años con nuestros tres niños fue muy difícil, pero al final terminó con esta casa”, comentó el empleado público quien además agregó que mañana se mudarán. “Tenemos muchas ganas de mudarnos, mas si fuera por nosotros hoy mismo nos vendríamos”, concluyó Emanuel.

Con la caída de los últimos rayos, la familia Basualdo giraba la llave en la cerradura y entraba por primera vez a su hogar; viven en la manzana 50, casa 20. El momento quedó inmortalizado, no sólo por el lente de una cámara sino también por sus retinas. Es que es un día que no olvidarán.

Coment� la nota