Un gremio docente y uno judicial mantienen el conflicto esta semana

Un gremio docente y uno judicial mantienen el conflicto esta semana

Se trata de Federación Sitech, que convocó a un paro por cinco días a partir de hoy, y la Unión de Trabajadores Judiciales, que también decretó medidas de fuerza por 72 horas desde el miércoles. ATE aún no definió protestas.

Mientras la mayoría de los sindicatos provinciales decidió aceptar la oferta del Gobierno, a pesar de considerarla insuficiente y continuar negociando para intentar mejorarla para la segunda parte del año, algunos gremios definieron rechazar la propuesta y continuar con las medidas de fuerza.

Este el caso del sindicato docente Federación Sitech que definió una medida de fuerza de cinco días, desde hoy y hasta el viernes, con o sin asistencia a los lugares de trabajo, decisión que queda librada a cada institución. Según argumentó los motivos de la protesta, el secretario general Eduardo Mijno recordó que el punto condicionante para el acuerdo era la devolución de los descuentos por los días del paro que se aplicaron a la docencia durante el año pasado, lo que no fue contemplado en las negociaciones, por lo que definieron continuar con el plan de lucha. De esta manera este es el único sindicato docente que sostiene el conflicto con el gobierno provincial.

En tanto la Unión de Trabajadores Judiciales también es el único gremio del sector que mantiene la demanda ante el incumplimiento de acuerdos arribados el año pasado y  al considerar insuficiente la pauta general que dispuso el Ejecutivo, ya que esperan hace años una política especial de equiparación con los salarios nacionales.

Mientras que otras de las asociaciones que, teniendo en cuenta su amplia representación, libró a cada uno de los sectores a que tomen las medidas que consideren necesarias, fue la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) que si bien dispuso medidas de fuerza la semana pasada, en Salud Pública y en el Instituto de Cultura, hasta el momento no definió acciones para los próximos días.

Los motivos

de Sitech

El sábado la Junta Ejecutiva de Federación Sitech, por mandato de su congreso, decidió convocar a medida de fuerza por cinco días a partir de hoy con o sin asistencia a los lugares de trabajo de acuerdo a la voluntad de los docentes de la institución.

Según explicó el dirigente, de las consultas realizadas durante la semana surgió «la insuficiencia de la recomposición del 22% para el primer semestre y la ratificación de lo dispuesto por el congreso ya que, sin devolución de los descuentos por días de paro realizados en forma arbitraria y salvaje, el conflicto no tiene solución».

Asimismo, consultado sobre la gestión del ministro Sergio Soto, casi por unanimidad de las miles de consultas realizadas por este sindicato, se pudo constatar «el repudio que merece este personaje que es un converso de gremialista, a uno de los más destacados represores del sector docente».

«En particular, es de destacar que está pendiente el pedido de juicio político y una denuncia penal contra el ministro de Educación por incumplimiento de sentencia judicial al no poder llevar adelante las elecciones docentes con mandatos vencidos de los miembros actuales, es decir, la tarea de remoción de Soto repudiado por la docencia, si no lo hace el gobernador, tendrán que hacerlo los diputados», sentenció.  

«Está claro que el gobierno fogonea al conflicto con el sector docente, al no tener voluntad de realizar un mínimo gesto como es la devolución de los haberes descontados, por lo que la responsabilidad de días perdidos por paros docentes es entera responsabilidad del Ejecutivo», entendió Federación Sitech.

De esta forma aseveró que  «la política del gobernador Jorge Capitanich de cooptar dirigentes a través de prebendas no es aplicable a este sindicato que mantiene la independencia no solamente de este gobierno, sino de cualquiera como es su historia de lucha, en defensa de los docentes y al mismo tiempo de la escuela pública. El coro de gremios oficialistas, entre doce y trece sindicatos que se prestan para ajustar al sector docente, ha sido implementado año tras año y sin embargo el conflicto estuvo presente quedando claro para la docencia quién los representa», expresó.

las razones de

la union judicial

Mientras que la asamblea general extraordinaria de la Unión de Trabajadores Judiciales del Chaco, que se realizó el viernes pasado, «con una gran concurrencia de representantes del interior provincial, de esta ciudad capital y de los jubilados», definió también continuar con el plan de lucha y replicar las medidas de fuerza que cumplieron la semana pasada y otra vez convocaron a un paro por 72 horas.

Antes de tomar esta definición, en la asamblea se repasaron las novedades surgidas en la semana como ser el exhorto recibido en los juzgados de parte del Superior Tribunal de Justicia en el que se insta a prestar normal servicio de Justicia y se pide que se espere hasta fines de abril o mayo para reabrir la cuestión salarial. La respuesta de este sindicato fue «que es imposible en este momento retrotraer el acuerdo firmado en octubre del año pasado, con la firma de los representantes de los tres gremios judiciales y del ministro Toledo del  Superior Tribunal de Justicia y en representación del Poder Ejecutivo», destacó el secretario general Walter Bernard.

A pesar del exhorto nombrado y de amenazas de descuentos salariales se dijo que «desde enero de 2015 se vienen sufriendo descuentos sobre los salarios de todos los trabajadores al no blanquearse la suma en negro, tal como se había comprometido en la Dirección Provincial de Trabajo y al no tratarse ningún otro concepto tendiente a la equiparación salarial nacional, por lo que el descontento general de los trabajadores se sigue demostrando con el amplio acatamiento a las medidas de fuerzas definidas por la asamblea».

Luego de ratificarse lo actuado por comisión directiva se volvieron a puntualizar los reclamos, como ser el cumplimiento de lo convenido en la conciliación pasada con el blanqueamiento de una suma en negro al concepto de adicional por mayor dedicación, la implementación de la equiparación salarial nacional mediante la creación de adicionales particulares para este poder pero generales para todos los trabajadores, como ser riesgo de salud o incompatibilidad laboral, entre otros; el pago del título sobre el cargo que ocupa cada trabajador y no por el del último escalafón como se liquida hasta ahora.

Comentá la nota