El intendente Nedela firmó el decreto para remover a funcionarios

El intendente Nedela firmó el decreto para remover a funcionarios

El intendente Jorge Nedela firma el decreto con el que intenta remover del cargo a tres funcionarios. FOTO: Municipalidad de Berisso

Dispone quitar del cargo a Rubén Edgardo FernándezHéctor Osvaldo Benítez y Nora Isabel Dvorsky, contador, tesorero y jefa de compras del municipio, respectivamente, por maniobras fraudulentas. Ahora, los concejales deberán tratar el decreto enviado por el Ejecutivo. También los denunciará penalmente.

En la sesión de este lunes, en medio del rechazo a la rendición de cuentas del último año de gobierno de Enrique Slezack, el intendente había adelantado que pediría la remoción de los funcionarios. Allí, afirmó que su antecesor condujo una administración que “compraba por encima de los valores de mercado” y, entre otros ejemplos, dijo que el precio del aceite hidráulico que pagan hoy “es más bajo que el que ellos pagaban hace un año, aún con todo lo que han aumentado los combustibles”.

Este martes, Jorge Nedela firmó el decreto nº 488, y la Comuna informa que “la medida se basa en la necesidad de otorgar un adecuado flujo de trabajo y de coherencia en materia de políticas públicas desde el Ejecutivo Municipal y su Equipo de Gestión, amparado sobre lo que dictamina la Ley Orgánica de las Municipalidades de la Provincia de Buenos Aires (Decreto Ley 6769/58).

La acusación del intendente se basa en el resultado de una auditoría que encargó a la UNLP a poco de asumir. Contra la jefa de Compras, Nora Dvorsky, informó que “se comprobó la existencia del proveedor Florencia Victoria Donato, cuyo domicilio declarado en el registro de proveedores es el mismo que el de Dvrosky, como que resulta ser su hija”. Y agregó que “se le emitieron 23 cheques por el importe de $57.081,50, que efectivamente cobró”. Trascendió que la hija de la funcionaria proveía al municipio de servicios de sonido para actos y eventos.

Siempre según la misma acusación basada en los resultados de la auditoría, el actual Tesorero, Héctor “Tati” Benítez, “firmó cheques por valor de $22.987 a nombre del proveedor Jorge Liliana Miriam que resulta ser la esposa del señor Héctor Benítez, configurándose de esta forma la violación a la Ley Orgánica de las Municipalidades en su artículo 6º motivo por el cual se constituye falta grave y deberá procederse a su destitución”.

En el caso de la esposa de Benítez, habría provisto al municipio de una cantidad estimada de 5.000 huevos de Pascua. Esa compra había sido objetada en la rendición de cuentas del año pasado por la edil radical Ana Lara, que actualmente preside el Concejo berissense. Al contador Rubén Fernández, por último, se le imputa “haber firmado esos cheques”.

Comentá la nota