José Rigane: “Cuesta creer que la iniciativa se lleve a cabo rápidamente después de un retraso de 25 años”

José Rigane: “Cuesta creer que la iniciativa se lleve a cabo rápidamente después de un retraso de 25 años”
El Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza, en conversación con “el Retrato…”, se refirió al llamado a licitación para la construcción de las líneas de transmisión en 500 KV, entre Mar del Plata y Bahía Blanca. Dijo que se realizará en un lapso “no menor a 6 o 7 años de ejecución”, cuando la repotenciación de la Central 9 de Julio llevaría dos. Justamente, sobre esto último dijo: “No hay razón para que no se lleve a cabo”.
Después del anuncio sobre el llamado a licitación para la construcción de las líneas de transmisión en 500 KV, entre Mar del Plata y Bahía Blanca, el dirigente José Rigane, secretario general del Sindicato de Luz y Fuerza, dialogó con “el Retrato…” con el objetivo de ofrecer su punto de vista. Pero tampoco se olvidó de poner, nuevamente sobre la mesa, la necesidad de repotenciar la Central 9 de Julio.

El también Secretario Adjunto de la CTA, primero indicó que “es una obra que viene postergada desde la década del 80 cuando Antonio Cafiero era el gobernador de la provincia de Buenos Aires y Alieto Guadagni era el responsable del área energética”, para luego enfatizar que “cuesta creer que la iniciativa se lleve a cabo rápidamente después de un retraso de 25 años, siendo de imprescindible necesidad”.

En esa línea, recordó que “hace pocos años (puntualmente en 2006), este mismo Gobierno, encabezado por el expresidente Néstor Kirchner, asumió el compromiso de realizar la repotenciación de la Central 9 de Julio, que lamentablemente siete años después no se ha llevado a cabo. Lo peor, es que acaba de cambiar el presidente de Centrales de la Costa por razones políticas partidarias. El hijo, del mencionado, es Intendente de Miramar y ‘jugó’ con el Frente Renovador que encabeza Sergio Massa”.

Fue ahí donde apuntó que “siempre señalamos que intereses económicos preferían que donde se ubica la Central se levantara un negocio en lugar de avanzar con la renovación de los equipos y máquinas que garantizaran el fluido eléctrico necesario para la ciudad y todo el sudeste”.

Después de volver a citar que “no hay razón para que no se lleve a cabo la repotenciación de la Central 9 de Julio. Sin embargo, sí se hizo en Villa Gesell y se pusieron nuevos equipos en Pinamar y Las Armas”, indicó que la obra que será llamada a licitación corresponde a un lapso de tiempo “no menor a 6 o 7 años de ejecución. Y cómo se resuelven los problemas para cubrir la demanda que crece, mientras tanto. De qué manera”.

Tras informar que “la obra de la repotenciación es más rápida, de unos 2 años”, anexó que “si sufrimos un corte de energía, la Central no está en condiciones de ofrecer soluciones. Por ejemplo, los hoteles cinco estrellas de Mar del Plata tienen tres alimentaciones. Es decir, tienen que sufrir tres inconvenientes para que se queden sin luz. En cambio, eso mismo no lo tiene la ciudad”.

Dicho sea de paso, recordó que “hace poco, hubo una reunión entre el presidente de Centrales de la Costa (Tomás Hogan) y Gustavo Pulti. Parecía que por primera vez el Intendente se iba a ocupar del tema de la energía, que no sólo falta en la ciudad sino también en el Parque Industrial, donde no pueden venir a instalarse nuevas industrias”.

No obstante, anexó que “desde la Provincia y la Central le pidieron que haga un desvío en la calle Ortiz de Zárate, en los últimos 500 metros, para que se puedan poner un par de equipamientos para generar energía. Pero no se hizo nada de eso”.

Más allá de las críticas hacia el poder de turno, explicó que la obra que saldrá a licitación “traerá beneficios, porque posibilitará que tengamos una interconexión segura. Esta es la obra de fondo que necesita Mar del Plata, pero insisto que será de acá a 8 años. Antes, tendrán que hacer todas las expropiaciones correspondientes, entre Bahía Blanca y nuestra ciudad, para poder llevar la línea. La de coyuntura, es la de la Central”.

Sobre el final, no olvidó de citar que “durante el último verano estuvimos rodeados por 40 motogeneradores, de los cuales muchos todavía están funcionando, para tratar de cubrir la demanda que tiene la ciudad. Son antieconómicos, vibran, gastan más del combustible necesario. En realidad, son equipos de emergencia, para usar solamente en apagones”.

Coment� la nota