José Rigane palpita un 2018 con altos niveles de tensión social en todo el país

José Rigane palpita un 2018 con altos niveles de tensión social en todo el país

En el marco de las tensiones sociales que existen entre los diferentes gremios ante una serie de medidas adoptadas y anunciadas por el gobierno nacional para 2018, el Secretario General del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata, José Rigane, dialogó con “el Retrato…” y  manifestó que “las movilizaciones van a crecer y la presencia en la calle también”.

“La atomización es real en el campo popular, es una situación que se viene arrastrando y que se ha profundizado. En el ámbito del movimiento obrero lo central es ubicarse como trabajador ante cualquier administración gubernamental”, señaló el referente de Luz y Fuerza Mar del Plata y completó que “el problema se da cuando la ubicación es política partidaria, lo cual genera la profundización de la división entre los trabajadores por su identidad política”

En tal sentido, sostuvo que “este gobierno ha profundizado esas iniciativas. Este es un gobierno que va en contra de los derechos de los trabajadores, en contra de los que menos tienen y lo ha demostrado a lo largo de todos estos años. No hay iniciativa política de este gobierno a favor del pueblo, sino que son a favor de los grupos multinacionales y empresarios”.

“La prueba está en que todo lo que hace este gobierno es para tratar demonizar al movimiento obrero y a los dirigentes sindicales también”, criticó a la vez que agregó en referencia a esto último que “para que haya dirigentes corruptos es porque hay empresarios y funcionarios que han corrompido también. Esto no es gratuito, no surge de la nada”.

“La unidad resulta necesaria e imprescindible”

En ese contexto, resaltó que “el único que se ha movilizado y confrontado ante las políticas gubernamentales con mayor o menor decisión, pero que masivamente ha salido a la calle, es el movimiento obrero. No lo han hecho otros sectores” y subrayó que “la unidad resulta necesaria e imprescindible, porque sin unidad es difícil confrontar con este poder que tiene el establishment”.

Ante esta situación, se preguntó concretamente “¿cómo nos esforzamos para lograrla?” y comentó que “hay que sobreponerse a esa atomización y poner en el centro que no hay diferencias a las políticas gubernamentales”.

“El gobierno no diferencia, sino que aplica las medidas para todos los trabajadores y sectores populares iguales. Es ahí donde nosotros tenemos que reaccionar y tenemos que tratar en avanzar hacia la unidad, porque si hay unidad hay posibilidades ciertas de ponerle freno a toda la iniciativa política que va en contra del pueblo trabajador”, expresó.

Seguidamente, se refirió a la relación que mantiene con la CTA. “Hay diálogo y convencimiento de la unidad de acción. Nosotros la hemos venido practicando y desarrollando, porque entendemos que es ahí donde está la fortaleza en este momento”, señaló a la vez que destacó a las movilizaciones masivas que se realizaron en marzo y fines de 2017.

Convocarán a todas las centrales sindicales para las medidas de febrero

En referencia  a las medidas de fuerza anunciadas para febrero, el representante del gremio Luz y Fuerza de la ciudad comentó que “es una iniciativa de camioneros que parece que está vinculada a su situación en particular. En realidad, se tendría que estar pensando en una medida de carácter nacional con todas las centrales sindicales porque se está despidiendo a todo el mundo”.

“Todos los días hay movilizaciones por despidos y ni el gobierno ni en el Ministerio de Trabajo hacen algo al respecto. En esa disputa siempre gana el que tiene más poder, que son los empresarios”, apuntó.

A su vez, anunció que se encuentran analizando la posibilidad de sumarse a dicha medida de fuerza. “Inclusive si las condiciones dan, se va a tratar de que la convocatoria sea de todas las centrales sindicales y que podamos hacerlo en unidad, como ya ha sucedido en meses anteriores”, comentó.

“Todas las organizaciones sindicales son fundamentales, pero lo principal es que el trabajador esté convencido de la decisión de entrar en una dirección. Todo paro hay que construirlo, porque hay que convencer y persuadir como también hay que tener  argumentos fundados de por qué se hace la medida”, afirmó y agregó que “al gobierno no le interesa para nada el concepto de la solidaridad y los conceptos que están vinculados a la defensa del patrimonio propio, la identidad de clase y vivir mejor”.

En referencia a la opinión de la gente sobre este gobierno, afirmó que “la gente se encuentra con un panorama de comparación muy difícil y complicado. Por un lado un gobierno anterior seriamente cuestionado por actos de corrupción, los cuales muchas veces se confunden con persecución política y por otro, un gobierno que utiliza la propaganda muy bien”.

“Este es un movimiento obrero que no quiere perder conquistas”

En el marco de lo que se viene para este 2018, el referente de Luz y Fuerza Mar del Plata manifestó que “si el gobierno sigue con la iniciativa de querer avasallar a los trabajadores quitándole derechos como ha venido haciendo y como pretende hacer con la reforma laboral, obviamente las movilizaciones van a crecer y la presencia en la calle también en todo el país”.

“Este es un movimiento obrero que tiene en primer lugar una alta definición en cuánto a aceptar desarrollar organización como lo viene haciendo desde hace muchas décadas”, aseguró Rigane a la vez que añadió que por otro lado, “es un movimiento obrero que no quiere perder conquistas que le han costado esfuerzos, sacrificios y dedicación para tratar de obtener una vida un poco mejor”.

En ese contexto, concluyó que “no hay derecho para que le quiten a los trabajadores lo que hoy puede significar gozar de algunas cosas, que, incluso, ni siquiera gozándolas les permite tener una vida digna. ¿Por qué van a aceptar retroceder aún más?”.

Comentá la nota