M&E pagó los sueldos pero Coca-Cola sigue sin distribución

M&E pagó los sueldos pero Coca-Cola sigue sin distribución

La empresa que realiza el reparto en la ciudad es de Bahía Blanca y tiene 23 trabajadores. Está en conflicto con la reconocidísima firma multinacional, y peligra la continuidad del contrato.

Finalmente, luego de algunos días de incertidumbre, la empresa M&E pagó los sueldos de sus 23 empleados que tiene en Santa Rosa y -por el momento- le bajó un poco la tensión al conflicto que mantiene por la distribución en la ciudad con Coca-Cola.

Desde hace dos semanas la capital pampeana no tiene distribución de ninguno de los productos de la reconocida empresa multinacional. Se supone, porque ni el gremio ni los trabajadores saben, el entredicho es por algunas "condiciones" del contrato entre las dos firmas.

M&E, con sede central en Bahía Blanca, tiene a su cargo dos puntos de distribución de Coca-Cola en el país: Santa Rosa y San Martín de los Andes. En total suma unos 30 empleados, que quedaron en medio del conflicto.

El la ciudad los trabajadores se presentan igual en el galpón que M&E alquila en el Parque Industrial, aunque no realizan prácticamente tareas ni salen a la calle con los camiones a repartir.

El desbastecimiento ya se hace sentir y los primeros que se quejaron fueron los supermercados más grandes. Ahora, el pataleo es casi general de todos los comercios y despensas chicas.

El rumor más fuerte es que Coca-Cola rescindirá el contrato con la actual prestadora del servicio de distribución, y que el mismo será prestado por otra. Incluso, también está la promesa de que todos los operarios serán absorvidos. Sin embargo, a pesar de las promesas, entre los empleados reina la preocupación.

El gremio Camioneros tiene 14 afiliados, choferes y acompañantes. Pero un número parecido de empleados que trabajan en preventa, levantando pedidos. “Esto ha sido desprolijo. Saltaron inconvenientes de parte de la empresa con la central que saltaron de golpe”, le dijo la semana pasada a El Diario el gremialista Claudio Alonso.

En relación a los trabajadores dijo que “están con ganas de trabajar, hacer su labor y que se normalice a la brevedad posible. No es una cuestión gremial. Esperamos que se normalice. Estamos tranquilos pero con ansiedad de que se normalice”.

Fuentes consultadas por este diario estimaron que el parate de la distribución significa una pérdida de un millón de pesos por semana para Coca-Cola.

La empresa M&E S.A. está en Santa Rosa desde el 2 de octubre de 2008. Tiene 23 trabajadores, entre ellos 7 empleados calificados y el resto, choferes y ayudantes. Actualmente hay 6 camiones en la calle, pero en temporada alta son 10.

Coment� la nota