La planta de Pirelli de Merlo vuelve al trabajo mientras se siguen discutiendo protocolos

La planta de Pirelli de Merlo vuelve al trabajo mientras se siguen discutiendo protocolos

En medio de la cuarentena estricta en el que el Gobierno Nacional definió las actividades esenciales que funcionan de manera presencial, la planta de la reconocida fábrica de neumáticos logró que sean reconocidos como una actividad exceptuada. Las autoridades escucharon el pedido de trabajadores y durante la semana pasada permanecieron con las puertas cerradas. Este lunes vuelven a la actividad mientras se sigue discutiendo los protocolos para cuidar a los más de 900 trabajadores.

Desde el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA) le informaron a Viví el Oeste que las conversaciones son contantes con las autoridades de la planta ubicada en Merlo para poder encontrar la mejor forma de trabajar en medio de la pandemia, contemplando los riesgos y el miedo de los trabajadores de contagiarse.

Cabe destacarse que 150 trabajadores de riesgos fueron exceptuados de los trabajos presenciales, mientras que otros 50 están licenciados todos los días de manera rotativa. De esta manera se reduce la cantidad de personas que trabajan y se lleva un poco más tranquilidad a los operarios, teniendo en cuenta que todos están cobrando el 100% de sus salarios.

Desde SUTNA también destacan la empresa, como lo hacía habitualmente, se hace cargo el traslado de sus trabajadores, es decir que ninguno llega en transporte público hasta la planta. Las reuniones del sindicato y los responsables de la fábrica se dio en varias oportunidades para tratar estos temas, pero continuará con el correr de los días para discutir algunos puntos de un protocolo propuesto por SUTNA.

“La empresa presentó un protocolo que nosotros nos parecía insuficiente, por presentamos nuestro protocolo y el planteo principal es que los turnos no se crucen. Además, la idea es hacer una espacie de encapsulamiento por área para que no haya contacto entre sectores, ni para comer ni para cambiarse”, detallaron desde el sindicato.

Otro de los puntos que se solicita es la apertura de más accesos a la planta para evitar la aglomeración de los trabajadores al ingresar e informar bien sobre contactos estrechos para que los trabajadores estén atentos.

Todos estos pedidos apuntan generar mejores condiciones de trabajo en la planta y de esta manera poder estar mejor preparados en el caso de que haya un caso positivo. En este punto también hay que resaltar que ante un pedido el SUTNA, la fábrica instaló una cámara térmica para detectar la temperatura de trabajadores.

En el equilibrio del cuidado de salud y las fuentes de trabajo, esta importante empresa sigue funcionando y discute con el sindicato las mejoras en las condiciones en medio de la pandemia.

Comentá la nota