ATE realizó una permanencia en la Municipalidad a la espera de reincorporaciones

ATE realizó una permanencia en la Municipalidad a la espera de reincorporaciones

Desde las primeras horas de la mañana del martes, el gremio de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) ingresó al Palacio Comunal de Quilmes donde para llevar adelante una “permanencia pacífica” a la espera de una respuesta del Ejecutivo por la reincorporación de 103 empleados con contratos vencidos.

La decisión fue votada en asamblea luego de tomar conocimiento de que una ex empleada, madre de 8 hijos, intentó suicidarse tomando pastillas. “No podemos esperar que se muera una trabajadora porque se queda sin su fuente de ingresos”, sostuvo Claudio Arévalo, secretario general de ATE Quilmes.

“Estamos a la espera de una respuesta por las reincorporaciones que estamos solicitando. El viernes pasado fue la última vez que dialogamos con el secretario de Gobierno, Diego Buffone, y le dejamos un listado de 103 compañeros que cumplían funciones en el Hospital Oller de San Francisco Solano, en Niñez, en Servicios Públicos, y alumbrado, entre otras áreas. Echaron delegados, discapacitados, embarazadas y hasta un chico no vidente”, expresó el sindicalista. 

La respuesta del Ejecutivo resultó insuficiente para el gremio, puesto que “ofrecieron reincorporar sólo a 40 compañeros, pero la necesidad la tienen todos, nosotros no podemos decidir quién puede tener un plato de comida y quien no. Además son gente que realmente prestaba un servicio a la comunidad, no son ñoquis, de hecho el servicio se ve resentido porque redujeron el personal”.

ATENCIÓN SUSPENDIDA

Entre tanto, en el Palacio Comunal suspendieron la atención al público ya que la policía cerró los accesos. Desde ATE aseguraron que en caso de ser necesario “vamos a pasar la noche acá. Esperamos que recapaciten, creemos en la buena voluntad del Intendente”. 

Coment� la nota