Seguirán suspendidos los municipales procesados por las licencias truchas

Seguirán suspendidos los municipales procesados por las licencias truchas

El intendente Arroyo rechazó el pedido del gremio que encabeza Antonio Gilardi. En 2014, fueron detenidos 18 empleados del Departamento de Licencias de Conducir de la municipalidad de General Pueyrredon.

El intendente Carlos Arroyo rubricó el decreto Nº 1811 por el cual rechazó el pedido del Sindicato de Trabajadores Municipales que había solicitado reintegrar a sus puestos laborales a los agentes suspendidos preventivamente en la causa de las licencias de conducir truchas. 

A través de una nota, tal como reveló 0223, el secretario general del gremio, Antonio Gilardi, le había solicitado al jefe comunal que disponga el “reintegro de los trabajadores suspendidos preventivamente en la causa por las licencias de conducir”.

En el 2014, la Justicia  detuvo  a un grupo de personas imputadas de conformar una red que otorgaba licencias de conducir en forma ilegal. En un espectacular operativo que tuvo lugar en el Distrito Descentralizado El Gaucho, terminó con la detención de 18 empleados del Departamento de Licencias de Conducir de la municipalidad de General Pueyrredon.

En el marco de la investigación que se lleva a cabo por la realización de licencias de conducir irregulares en el Partido de General Pueyrredon, se detectaron 7.031 carnets truchos.  

Juan Carlos Belmonte, el principal imputado en el marco de la causa de corrupción que fue elevada a juicio oral, declaró en 2015 ante la Justicia ycomprometió al exintendente Gustavo Pulti. En marzo del pasado año, otros dos de los empleados municipales imputados también prestaron declaración en los estrados judiciales y le apuntaron al exjefe comunal.

En sus declaraciones, estos dos imputados recordaron que “cuando ingresa Pulti como intendente pone a Belmonte de jefe de división de licencias”. En ese sentido, destacaron: “Belmonte mostraba los mensajes que le escribía Pulti, mensajes amigables, como de amigos, de mucha confianza. Belmonte le hacía los asados en su comité, era su puntero político”.

“Belmonte decía que tenía tarjetas de Pulti con nombres de la gente que le mandaba para que se le hicieran registros truchos, sin rendir exámenes. Belmonte nos decía que no nos iba a pasar nada porque Pulti lo había puesto a él”, resaltaron y agregaron:“Belmonte constantemente se jactaba de ser amigo de Pulti. Decía: ´Yo llamo a mi amigo Gustavo´. Si había algún problema lo llamaba y se reunían”.

Comentá la nota