SiTraSaP: acusan a Ortellado de cobrar “sobresueldo” y manejar el gremio de forma “autoritaria”

SiTraSaP: acusan a Ortellado de cobrar “sobresueldo” y manejar el gremio de forma “autoritaria”

El secretario de Prensa del SiTraSaP, Edgardo Gigena cruzó al secretario General del gremio, Carlos Ortellado por manejar el gremio de forma “autoritaria”. La mesa de conducción se rompió. 

La conducción del Sindicato de Trabajadores de la Salud de La Pampa (SiTraSaP) entró en crisis. La denuncia radicada contra el secretario General Adjunto, Roberto De Martini en el INADI originó que salgan a la luz otros cuestionamientos que se venían haciendo por lo bajo. En la mira quedaron el secretario General, Carlos Ortellado y su adjunto, De Martini.

Ortellado fue acusado de cobrar un “sobresueldo” y de manejar el gremio de manera “autoritaria”. “Esto es un problema político, no es un problema personal de De Martini, por eso yo responsabilizo a la conducción de nuestro sindicato, que no ha sabido encauzar las discusiones y las diferencias de criterio por caminos de tolerancia, respeto y de escuchar ante el punto de vista distinto. Hay un accionar absolutamente autoritario que impone que cuando hay una diferencia de criterio y no se puede resolver en buenos términos, se apela a desvalorizaciones, se apela a levantar el volumen. Es un problema político no personal. Para pertenecer a esta estructura y para dar debate en esta estructura esta son las reglas”, dijo este jueves el secretario de Prensa, Edgardo Gigena.

Agregó que “desde hace dos años hay muchas cosas. Hay un grupo de compañeros que venimos formando una corriente de opinión que no coincidimos con las decisiones centralizadas. Cada vez menos personas deciden lo que se hace en el sindicato. Por ejemplo, el sindicato alquiló una casa, no sabemos dónde se discutió. El sindicato le paga un sobresueldo, cosa que el estatuto prohibe. No sabemos donde se decidió. No se decidió en la reunión de comisión directiva, no se discutió. Hay muchas cosas que se hacen y no se discuten ahí y cuando hay una diferencia de criterio”.

“El sindicato y con el aporte de los afiliados le paga un sueldo adicional al secretario general, esto motivó un enojo. Es como que no se puede tener una opinión propia frente a algún tema. Es una concepción caudillista. El Sitrasap nació siendo otra cosa, nació de Estatales de pie que conducía Carlos Ortellado y era una conducción con las características asamblearias. Siempre muy consultiva, y la verdad cuando nos transformamos en sindicato, esto empezó progresivamente a cambiar”, dijo.

Reveló que “hay mucho accionar de la conducción que ha enojado a muchos compañeros, afiliados y que ha motivado algunos alejamientos”.

- ¿Van a pedir una medida administrativa dentro del Sindicato?

- Sí. También veremos que hace el compañero. Tenemos previsto y hemos conversado qué hacer en el sindicato como estructura orgánica. Vamos a pedir algún tipo de expresión pública. Vamos a seguir avanzando.

- ¿Hay elecciones para renovar la conducción?

- Hay elecciones a fin de año. No están convocadas. Los primeros días de diciembre tendría que estar cambiando la comisión directiva. 

Veremos si nosotros podemos estructurar nuestra corriente de opinión como una opción política. Yo tengo un profundo respeto por Carlos Ortellado, también respeto a De Martini en alguna parte de su historia, pero hemos visto que una cosa fue la etapa anterior y otra esta etapa del sindicato que ha tenidio muchos déficit. No fue lo que habíamos dicho que ibamos a construir. Me parece que si podemos nos expondremos a la valoración de los compañeros y la valoracion de nuestras propuestas.

Denuncia

Este miércoles, la Secretaria Administrativa María Cabral del SITRASAP, denunció a Roberto De Martini, secretario Adjunto del Sindicato, ante la Unidad de Género de la Policía de la Provincia de la Pampa y ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas por haber sido tratada como “negra de mierda”.

Gigena dijo que “en estas palabras ve muchas cosas, ve la convicción de hacer política sindical donde el que conduce tiene el poder absoluto y no necesita dialogar con nadie, acordar, que no necesita consesuar con nadie. Esto lo venimos viendo desde hace mucho tiempo, desde hace dos años, esta forma de conducirse autoritaria. El poder se está centralizando de a poco. Veníamos viendo. Esto fue un límite, el trato. No se puede tratrar a ningún compañero de trabajo de esa forma. Esto fue un límite, que nosotros teníamos que ponerle al asunto”.

Comentá la nota