Trabajadores del puerto de Buenos Aires en alerta por un proyecto de Taiana que privilegia a La Plata

Trabajadores del puerto de Buenos Aires en alerta por un proyecto de Taiana que privilegia a La Plata

Para los sindicatos portuarios, se trata de un claro apoyo a la terminal de contenedores TecPlata.

En los gremios portuarios del Puerto de Buenos Aires se encendieron las alertas por un proyecto de Jorge Taiana que propone la construcción sobre el Río de La Plata del Canal Magdalena como instrumento para favorecer al Puerto La Plata.

En un inicio, la propuesta del senador fue bien recibida en todo el mundo portuario. Todos coinciden en la necesidad de un canal propio hacia el mar profundo por fuera de la ruta hacia el puerto de Montevideo, el gran fantasma para los puertos argentinos.

Pero la preocupación se generó por un párrafo del proyecto de resolución que destaca la necesidad de contar con un puerto con 47 pies de calado y agrega que "todos los estudios realizados señalan que el indicado es el Puerto La Plata, con su infraestructura portuaria actual y la necesaria a construir al exterior".

Para los sindicatos portuarios, se trata de un claro apoyo a la terminal de contenedores de TecPlata, inaugurada en 2015 por Daniel Scioli y que nunca logró operar con continuidad.

En el sector sospechan que el proyecto busca desviar la carga de contenedores desde el Puerto Buenos Aires al Puerto La Plata ubicado sobre el canal que separa Berisso de Ensenada. ¿El objetivo? Un apoyo encubierto a Axel Kicillof para darle volumen a un puerto que apenas cuenta con el movimiento de combustibles que requiere la refinería de YPF, una de las más grandes de Sudamérica.

En el mundo portuario, la propuesta de Taiana fue bien recibida. Todos coinciden en la necesidad de un canal propio hacia el mar profundo por fuera de la ruta hacia el puerto de Montevideo, el gran fantasma para los puertos argentinos.

TecPlata fue un proyecto clave en la campaña presidencial de Scioli. El entonces gobernador diseñó un pliego de licitación a medida del grupo filipino International Container Terminal Services Inc. (Ictsi) que se hizo con el proyecto con una plazo de explotación por 30 años.

Los problemas surgieron de inmediato, a mediados de 2015 se transitaban días de fuerte contracción del comercio internacional. Por eso, para la inauguración, Scioli tuvo que traer un portacontenedores con electrodomésticos ensamblados en Tierra del Fuego por el Grupo Newsan, cuyo presidente, Rubén Cherñajovsky, es un reconocido amigo del ex gobernador.

Pero el Talón de Aquiles de TecPlata radica quizás en las obras de infraestructura que requiere para el ingreso y egreso de contenedores. Esos accesos son clave, al menos son una de las condiciones más importantes que ponen las navieras para descargar contenedores en la terminal.

TecPlata requiere dos accesos. Uno hacia la autopista Buenos Aires-La Plata y otro hacia la ruta 6. El gobierno de Cambiemos había iniciado el primero, sin embargo todo quedó paralizado a fines de 2018 cuando la devaluación del peso llevó al gobierno a aplicar un plan de ajuste fiscal.

Pero al problema de los acceso se le suman otros inconvenientes. Unos de ellos es el ancho del canal de acceso que muchos consideran demasiado angosto para operaciones de gran porte.

En tanto, como telón de fondo aparecen denuncias y sospechas sobre Enrique Razón, el magnate filipino dueño del holding Ictsi e ideólogo del proyecto TecPlata.

Sucede que Razón está llevando a Ictsi a ser una de las compañías más polémicas de la industria marítima. El holding amplió sus operaciones mundiales a 29 puertos en 18 países. Sin embargo, asoman denuncias de explotación laboral.

El sitio Ictsi Exposed asegura que las operaciones del holding, a diferencia de las de otros operadores de terminales importantes, se concentran en países donde los derechos laborales no están garantizados. Sucede que el magnate se concentra tanto en puertos como en casinos. Incluso hay fuentes del sector portuario que aseguran que el proyecto original en Berisso era la construcción de un casino.

Comentá la nota