La UEPC dice que espera una nueva oferta

Funcionarios y gremialistas habían acordado el lunes una nueva reunión para ayer. Como no hubo avances en la negociación, el encuentro se postergó sin fecha. En 25 minutos, la Legislatura agotó el debate por las dietas

El Gobierno provincial y el gremio docente (UEPC) no volverán a sentarse a negociar, hasta que haya una nueva propuesta de aumento salarial para destrabar el conflicto que lleva más de un mes.

Funcionarios y gremialistas habían acordado el lunes una nueva reunión para ayer. Como no hubo avances en la negociación, el encuentro se postergó sin fecha.

Los técnicos del Gobierno y el gremio están trabajando para tratar de achicar diferencias.

La Provincia ofreció un 19,5 por ciento (1,5 por ciento es compensación por el año pasado), con cláusulas gatillos de que si la inflación supera el 18 por ciento, se trasladará directamente a los salarios.

Desde la UEPC no hablan de números, pero los funcionarios schiarettistas aseguran que piden lo mismo que los gremios bonaerenses: un piso del 25 por ciento anual.

RELACIONADAS

En 25 minutos, la Legislatura agotó el debate por las dietas

Más allá de la dureza que mostró el gobernador Juan Schiaretti en sus últimas declaraciones a este diario, tanto funcionarios como gremialistas coincidieron en que ahora hay “mejor clima” de diálogo.

“Estamos en permanente contacto con los equipos técnicos del gremio. Cuando tengamos algo concreto, convocaremos a una reunión formal con la conducción de la UEPC”, aseguró ayer de manera escueta, la secretaría General de la Gobernación, Silvina Rivero.

Por su parte, el titular de la UEPC, Juan Monserrat, manifestó que aguardan una nueva oferta del Gobierno para tratarla en la asamblea provincial.

“Esperamos una nueva propuesta de aumento salarial. Habíamos programado una asamblea provincial de delegados para el viernes (por mañana) pero si no hay propuesta oficial, la postergaremos”, manifestó el sindicalista.

La UEPC reclama una deuda por un convenio que firmaron con el entonces gobernador José Manuel de la Sota, en 2015. Sin embargo, el gobernador Schiaretti aseguró que la Provincia no le debe nada a los docentes, ya que a fines del año pasado, le entregaron dos mil pesos.

Para el gremio, ese monto fue parte de una compensación por la pérdida del poder adquisitivo por la inflación del año pasado.

Hay dos cuestiones que influyen en esta negociación: el conflicto docente a nivel nacional concentrado en la provincia de Buenos Aires, y la situación que el resto de los gremios estatales cordobeses ya aceptaron la oferta oficial del 19,5 por ciento.

Comentá la nota