Universitarios aceptaron oferta salarial

Universitarios aceptaron oferta salarial

El secretario general de la Asociación Docentes Universitarios (ADU), Santiago Audisio, confirmó que Conadu Histórica aceptó la última oferta salarial del Gobierno nacional con lo cual se destrabó un conflicto que llevaba varios días. 

"Se aceptó la oferta porque fue la decisión de la mayoría de los gremios, aunque no estamos conformes", aclaró el dirigente a Diario Textual. La resolución del conflicto llegó este lunes, en el marco de un plenario en Capital Federal.

El ofrecimiento que terminaron aceptando los profesores universitarios consiste en una suba del 16 por ciento en junio, además de un 15 por ciento repartido en partes iguales entre septiembre y noviembre. El aumento se completa con un dos por ciento del fondo solidario y otro uno por ciento correspondiente al ítem jerarquización, relacionado a trabajadores con títulos de posgrado que tendrá diferentes repercusiones.

Audisio detalló que el acuerdo paritario contempla una cláusula gatillo para septiembre, mes en el que las partes se podrían sentar a analizar la inflación y, eventualmente, negociar una nueva mejora salarial. Para 2017 se estableció el 28 de febrero para la reapertura de la paritaria, prevista en principio para junio.

"Con esto no se terminan la medidas de fuerzas. Una de las cuestiones que molestan es que no se está adecuando el Presupuesto universitario a 2016, con lo cual está en riesgo la calidad educativa y las inversiones", indicó el referente de ADU.

Por ese motivo el 15 de junio, en conmemoración del 98 aniversario de la Reforma Universitaria, se realizará una movilización en Santa Rosa con la participación de todos los gremios afiliados a Conadu Histórica.

De acuerdo a Audisio, el "fantasma que flota" es que Nación quiere arancelar la universidad. "Universidades grandes del conurbano están ahogadas económicamente, incluso la de La Plata y la UBA deben ajustar los horarios nocturnos de clases, horarios en los cuales se sabe concurren estudiantes que trabajan", alertó.

"Esa es una forma de limitar al estudiante. Este ahogo puede generar que, por ejemplo, se deba recurrir a fondos que puedan aportar estudiantes en una manera encubierta de arancelamiento", señaló.

Coment� la nota