"Vidal nos quiere dejar sin jubilación y sin banco"

Los trabajadores del Banco Provincia de nuestra ciudad emitieron un comunicado por el conflicto con el gobierno bonaerense. Realizarán una conferencia.

Los trabajadores del Banco Provincia decidieron profundizar medidas de fuerza concluida la conciliación obligatoria para protestar contra la ley que modificó el régimen jubilatorio de esa entidad, medida que fue recientemente promulgada por la gobernadora María Eugenia Vidal. Entre otras acciones, adelantaron que harán paros, iniciarán acciones penales y presentarán un recurso de inconstitucionalidad.

La norma en cuestión, a la que se opone La Bancaria, determina el aumento de 60 a 65 años la edad para jubilarse, baja la tasa de sustitución (el porcentaje del sueldo activo que debe cobrar un jubilado) del 82% al 70% y cambia la movilidad, que pasa del haber correspondiente al mejor cargo al promedio actualizado de los últimos 10 años, entre otras cuestiones.

Por eso, desde la entidad de nuestra ciudad emitieron un comunicado que llevó las firmas de los trabajadores y jubilados del Banco Provincia. Allí exponen que "la gobernadora Vidal preparó secretamente una ley que modifica las condiciones jubilatorias de los trabajadores del banco de la Provincia de Buenos Aires, y en un solo día logró imponer en las dos Cámaras de la Legislatura bonaerense su proyecto, donde levantaron la mano sus cómplices sin siquiera detenerse un minuto para leerla".

"Pero  no conforme con la injusticia impartida desde su sitial, acusó a los bancarios jubilados y activos  del BP de privilegiados,  tratando de exponernos ante la opinió publica frente a la resistencia que lógicamente hicimos y seguiremos haciendo, porque no solo se han afectado nuestras condiciones de vida , sino también nuestro honor. Y con esto Vidal ha levantado una grieta insalvable: la que existe entre la de la mentira y la verdad; la de la injusticia y la razón, y en esto no hay divisiones partidarias; porque a la hora de luchar tenemos una sola bandera: la defensa de nuestros derechos", agregaron. 

En esa línea, aclararon que "no hay ningún privilegio porque:

1. Se aporta por cada trabajador activo entre un mínimo del 37 % y más del 42 % de la totalidad de nuestros haberes.- (*)  Ningún sistema ni en argentina ni en el exterior prevé semejante porcentual

2. Se aporta por cada trabajador jubilado o pensionado casi un 11%.- Prácticamente ningún sistema en el mundo tiene como aportista al jubilado

3. Accedíamos al beneficio con 35 años de aportes como mínimo para jubilarnos a los 60 años, también como mínimo porque deben cumplirse las dos condiciones; y ahora nos agregaron 5 años  más, sin distinguir ente hombres y mujeres.- Una flagrante discriminación de nuestras compañeras comparados con el resto de los sistemas incluido ANSES (60 años la mujer, 65 los hombres)".

Por eso, afirmaron que "comparativamente al resto de los sistemas son mejores en la relación aporte/beneficio, información a la que cualquiera puede acceder, si se molestaran en leer las leyes que son de público acceso".

"Vecino, colega, compañero, cliente o usuario: Vidal nos quiere dejar sin jubilación pero también sin banco, por eso promueve el enfrentamiento entre nosotros y nuestros clientes con mentiras y provocaciones, y esa no es la función de los gobiernos, que debe ser administrar  justicia para que reine la paz social. Encerrada en la base militar que usa como vivienda, alejada de la inseguridad que padecemos a diario, ha decidido que nosotros recurramos a la huelga y la privación de nuestro servicio.  Ella y su gobierno serán los responsables que los jubilados, clientes, trabajadores y usuarios no tengan nuestros servicios, porque solo nos queda la lucha como herramienta, cuando siempre se negaron a dialogar incluso cuando atravesamos un mes de conciliación obligatoria", afirmaron a través del comunicado.

Por eso, advirtieron que "Vidal se prepara también para vaciar la educación, la salud y reducir puestos de trabajo, y mientras nos distrae con mentiras y ataques aumenta el impuesto inmobiliario y deja subir hasta el infinito, los servicios públicos y esenciales en su territorio, para mantener más de 200 asesores en el banco que cobran un promedio de 150.000  pesos por mes: y eso además de ser un privilegio es una vergüenza".

Coment� la nota