AEFIP mantiene su apoyo a la Educación Tributaria con hechos concretos

AEFIP mantiene su apoyo a la Educación Tributaria con hechos concretos

Organizó una charla abierta para informar sobre los alcances del Formulario 572 Web, que refiere al impuesto a las ganancias.

   Con una charla abierta sobre el Formulario 572 Web, la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP), seccional Bahía Blanca, continúa apostando por la educación tributaria.

   “El objetivo fue que el trabajador sepa qué puede deducir del impuesto a las ganancias y cómo hacerlo. Y, a su vez, que sepa a que se destina ese tributo”, resumió Sebastián Mas, secretario general de la delegación local, que agrupa a  320 afiliados del organismo público.

   Dictada por Ana Zosi, referente de Educación Tributaria de la Administración Federal de Ingresos Públicos, y la colaboración de los asistentes fiscales Romina Caballín, Sandra Lefiu y Augusto Kaltembach, la capacitación se realizó en el salón principal de la Asociación Empleados de Comercio en conjunto con gremios adheridos a la CTA y las dos CGT.

   “La respuesta fue muy buena. Varios sindicatos enviaron a delegados para que puedan retransmitir la información, ya que por una cuestión de agenda la tuvimos que organizar un día laborable”, señaló Mas.

   Y añadió: “Fue una charla abierta al público desde el departamento de Educación Tributaria de la AFIP, que se dedica trabajar en la cultura tributaria de la población, ya sea con charlas de este tipo o bien con visitas a escuelas o distintos organismos. Y básicamente se busca transmitir la importancia del tributo en el andamiaje del país, como también darle herramientas a los trabajadores que pagan impuesto a las ganancias para realizar algunas deducciones, que muchos no conocen y les corresponde”.

   El gremialista señaló que también se apunta a un sector de la sociedad que no está “amigada” con los trámites vía web.

   “Hay una generación de la sociedad que está alcanzada por este impuesto y que no conoce bien la herramienta web para realizar estos trámites. Así que también apuntamos a orientar a esas personas, porque es bastante sencillo hacerlo”. 

   El impuesto permite deducir porcentaje de pagos por distintos conceptos.

   “Por ejemplo, si un trabajador tiene una empleada doméstica, si tiene determinados honorarios médicos, si tiene contratada una prepaga o seguros de vida o de sepelio o las cargas de familia. Hay distintos conceptos que no muchos saben y hay que comunicarlos”.

   La idea, según señaló Mas, es seguir con este tipo de charlas. 

   “Tenemos previsto otra similar para dentro de un par de meses, porque más allá de que venció el 31 de marzo la carga para el período 2018, los trabajadores pueden ir cargando durante el año determinadas deducciones y no tener que hacerlas todas juntas cuando se acerca la fecha de cierre”.

   AEFIP entiende que, de todas las funciones que tiene la Administración, la Educación Tributaria es una de las más importantes.

   “Al ejecutar el gasto público, la importancia del tributo es muy grande. Por ejemplo, con la recaudación se sostiene la enseñanza pública en todos los niveles, como también las distintas obras públicas que se encaran o los subsidios que reciben los transportes. La gente debe saber en qué se invierte el tributo que paga”.

Preocupación

   Más allá de que el gremio acordó un 15 por ciento de aumento a pagar en dos etapas en concepto de recomposición salarial, Sebastián Mas esgrimió que existe un panorama oscuro para lo que pueda llegar a ocurrir en 2019.

   “En lo gremial, acabamos de firmar un aumento del 10 por ciento que se cobró con el mes de febrero y otro 5 por ciento a partir de abril. Alcanzamos un porcentaje similar a la inflación en lo concerniente al sueldo, pero perdimos muchísimo poder adquisitivo por el hecho de que está congelado el Fondo de Jerarquización, que prácticamente es el 50 por ciento del salario de cualquier trabajador de la AFIP”.

   “Y la mayor preocupación surge porque la recaudación está creciendo por debajo de la inflación, por lo cual todo parece indicar que nuestro salario también se va a ir deteriorando cada vez más”, añadió.

   A su vez, señaló que hubo una promesa incumplida por parte de la Administración Federal.

   “Supuestamente el congelamiento del Fondo de Jerarquización se debía a que ese dinero iba a ser destinado a una serie de inversiones que nunca se hicieron. 

   "Ya nos parecía una locura que los propios trabajadores financiaran obras de infraestructura del organismo, pero aún es más descabellado que no se hayan hecho. Por lo tanto, llegamos a la conclusión que en realidad fue una mentira para encubrir un ajuste”. 

   Y cerró: “Nuestro salario está en gran parte atado a la recaudación y por eso nos imaginamos un panorama complicado para 2019. Es indudable que la crisis está haciendo mella, ya que al bajar el nivel de actividad económica, es obvio que se paga menos volumen de impuestos”.

Coment� la nota