Ante la incertidumbre sobre su futuro, los 400 trabajadores tomaron la planta de Agua Pesada

Ante la incertidumbre sobre su futuro, los 400 trabajadores tomaron la planta de Agua Pesada

Los trabajadores reclaman que se les garantice la continuidad laboral y se le paguen los sueldos atrasados. Ocuparon pacíficamente el edificio de la administración y anunciaron un corte en la Ruta 22.

Los trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) de Arroyito anunciaron que tomaron pacíficamente el edificio de la administración y que cortarán la Ruta 22 desde las 7 de la mañana de hoy, a la altura del puente El Carancho, Neuquén.

Los operadores explicaron que el centro del reclamo es que se les garantice la continuidad laboral y que se le paguen los haberes atrasados, consignó el Diario Río Negro.

Pero la novedad de la situación fue que a parte del personal jerárquico se les actualizaron los salarios, según denunciaron, mientras que el resto de los trabajadores percibe el mismo monto desde hace dos años.

Resaltaron que volverán a la ruta "cansados de tanta mentira, nos toman el pelo aumentando el sueldo a los jefes".

Ante la falta de compradores de agua pesada, la situación de la PIAP depende de que Nación consiga un inversor interesado en anexar una planta de fertilizantes porque, afirmaron, el gobierno no está en condiciones de destinar los fondos necesarios. Sin embargo, a los trabajadores también les preocupa esta opción porque la obra demandaría unos cuatro años.

Desde el 2017 la planta dejó de producir y se sostiene vendiendo el agua pesada en stock, lo que para los operarios sólo significa estirar la agonía.

Coment� la nota