“Bancarios apuestan al diálogo, pero advierten que se agota el plazo”

“Bancarios apuestan al diálogo, pero advierten que se agota el plazo”

Los dirigentes del gremio se muestran pesimistas tras las reuniones por los aumentos de sueldos. Habló el dirigente nacional José María Giorgetti

En la reunión que se realizó hoy entre los paritarios de los trabajadores bancarios y los de las cámaras del sector no hubo acuerdo para recomponer el salario. “Más allá de las oscuras estrategias entre la patronal y el ministerio de Trabajo contra el movimiento obrero, seguimos apostando al diálogo”, afirmó el ex secretario gremial de Chivilcoy, actual dirigente nacional de La Bancaria, José María Giorgetti, quién firmó el acta de la reunión con el ministerio del Trabajo.

Los emisarios de las asociaciones de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (Abappra), de Bancos de Argentina (Adeba),  de la Banca Especializada (ABE) y de Bancos de la Argentina (ABA) ratificaron la propuesta del 9% de recomposición salarial, cifra que fue rechazada por el sindicato, “ya que el poder adquisitivo está por encima de ese porcentaje y la inflación sigue creciendo”, dijo Giorgetti.

En ese sentido, el gremialista apuntó que desde La Bancaria siguen “insistiendo en la necesidad del diálogo y la participación de todos los sectores” pero señaló que no se puede llegar a un acuerdo cuando sólo hay buena disposición de una de las partes, ya que señaló que la actitud de las Cámaras “es pura provocación desde mediado de diciembre hasta ahora, es decir, se manejan con cinismo, obscenidad y provocación muy grande y se llegó a dónde estamos; donde hay una consonancia entre el ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación y la banca privada, quienes tienden a desgastar y provocar a los trabajadores para cerrar un acuerdo a la baja”.

Ante ese desalentador escenario de tráfico de influencias, prevaricato y complicidad, los bancarios seguirán “apostando al diálogo”, más allá de que advierten que el espíritu del ministro Jorge Alberto Triaca atenta contra la función que debería cumplir: “Triaca tiene poca autoridad para trabajar los acuerdos salariales, pero nosotros daremos pelea, a pesar de que el Gobierno y los privados trabajan juntos para llevarse puesto a los trabajadores”.

Además, rememoró que mientras se negocia, la banca privada debe activar la “cláusula gatillo”, para recuperar lo que se perdió de poder adquisitivo en estos meses.

La próxima reunión será el 30 de enero y el 1 de febrero se realizará el plenario de Secretarios Generales, donde, si no se llegó a un acuerdo, los bancarios iniciarían un plan de lucha, ya que “los plazos se agotan y la patronal y el Gobierno dilatan las negociaciones”, dijo.

Coment� la nota